• Conversemos

  •  

MODULE:PERAdvertisementEspecialLoadMO

Cosas que las mujeres odiamos de los hombres

Lo que más me molestaba de él era su boxer, que no tenía uno, sino dos huecos. El final estaba cerca.
Le comenté a una amiga y me terminé enterando de que su novio no usa boxer, sino calzoncillos. “¿Cómo lo tolerás?”, le pregunté. Ella dice que no le molesta. Es mentira: solo está muy enamorada.

Las pequeñas cosas importan, en especial porque de pequeñas van para grandes. Que no lave los platos después de comer, que sea tacaño (es cierto que la igualdad, pero invite de vez en vez), que tenga mal aliento y que escriba “dem” en lugar de “demasiado”...: todas son cosas que odio.

¿A las demás les pasa lo mismo? Entonces consulté a través de las redes sociales de Perfil: 104 mujeres atendieron una serie de preguntas sobre las cosas que nos disgustan de los hombres. La mayoría (82 %) de las chicas tiene entre 18 y 35 años de edad; el resto se ubica entre los 36 y los 55 años.
El sondeo resultó ser un desahogo: “QUE NO PASE TODO EL DÍA VIENDO TV”, escribió una mujer casada, así, en mayúsculas. Y es que a nosotras nos toca —o ha tocado— lidiar con sus mañas, señores.

Un 66 % de las mujeres que contestaron son solteras (40 % de ellas, con novio); 22 %, casadas o en unión libre, y un 9 %, divorciadas.
Al grano. Por favor, por favor: dejen de mentir. Esa ha resultado la molestia número 1, marcada 95 veces por las señoritas, pero le siguen de cerca la avaricia, la miseria. ¡Paguen, paguen! Inviten de vez en cuando; realmente, es un gesto de caballerosidad que admiramos y agradecemos.

Además, hay planes que ellos hacen y que una odia. Cada vez que mi exnovio iba a salir a cenar con su mejor amiga, a mí me hervía la sangre, en especial porque su mejor amiga era esa con la que se había besuqueado antes de estar conmigo. Supongo que por eso se ganó el título de ex.

Por supuesto que no iba a dejar el sexo por fuera porque, en ese momento postacción en el que una espera complicidad y cariño, ellos salen con un domingo 7. Como cuando él se levantó y se puso el maldito boxer con huecos. Que den la espalda como señal de indiferencia, que revisen las redes sociales o que llamen a un amigo son las cosas que más nos disgustan. Además, ¿qué carajos le va a decir al compa: cuántos minutos duró o qué?

Bueno, bueno. Ya se jalaron la torta e hicieron alguna (o todas) las cosas anteriores. ¿Cómo planean arreglarlo? Si están pensando en regalar chocolates, señores: aborten la misión. Solo dos de las 104 mujeres consideraron que esa es una bonita manera de pedir perdón.

Pidan disculpas verbales y comuníquense con nosotras. Aunque no lo crean, en cuestión de disculpas, hablar nos parece más satisfactorio que una noche de sexo. Así las cosas, no me queda más que decir: suerte con esa conversación que tienen pendiente.


PUBLICADO: 23 de Diciembre, 2013 AUTOR:

Cosas ricas (un blog que no es de gastronomía)

Por Mónica Morales

Pensamientos e ideas, realidades y prejuicios: nos guste o no, esto es lo que hay. Divirtámonos, critiquemos, odiemos y amémos las mil y un cosas que nos suceden a diario. Tratemos de cambiar las que más nos interesen y las que no, aceptémolas con elegancia. Al fin y al cabo, es lo que hay.