• Conversemos

  •  

Las respuestas a mis 5 preguntas

Hace unas semanas publiqué algunas preguntas sobre sexo que siempre me he hecho y que quería que los hombres me contestaran. Resultó. No como yo esperaba pero resultó. Me contestaron tres valientes varones. Les agradezco mucho la información pero me parece egoísta de mi parte quedármela para mí sola, así que acá va. Chicas, esto sienten y piensan ellos (ellos tres).

¿Qué se sienten penetrar? Tibio y húmedo. Es, dicen ellos, como cuando uno está en una montaña con clima frío y solo quiere estar calentito dentro de la cabaña. Ellos solo quieren estar dentro. Eso sí, debo retomar la respuesta de un chico que aseguró que también es bonito darse una vuelta por la montaña. Como en los paseos, el fin último no es pasar encerrado sino disfrutar de todos los atractivos de la zona.

Mujer sexy dando clases de sexualidad
FOTO: Shutterstock.com ampliar

¿Qué se siente expulsar semen? Estado de placer absoluto que recorre todo el cuerpo y donde la vida se detiene en un éxtasis de segundos. Suena bien. También pregunté si hay diferencia entre venirse dentro y venirse fuera, y resulta que sí. Esos segundos en que se saca el pene para eyacular fuera de la mujer, reduce un poquito el placer.

¿Sienten placer cuando se estimula los pezones? Sí. Todo este tiempo me habían mentido y ahora por fin encuentro una razón para que los pezones existan en el cuerpo del hombre. Ahora les toca a ustedes, mujeres, averiguar cómo les gusta a su pareja que le estimulen esta parte.

¿Cuáles son los imprescindibles del sexo oral? Que las mujeres lo disfruten, esa parece ser la máxima más importante.

¿De verdad todos sueñan con un trío? Dos dicen que sí y uno dice que no. Gana la mayoría.

¿Por qué les gustan tanto las tetas? Porque se siente rico chuparlas, besarlas y agarrarlas; y porque nosotras también sentimos rico cuando ellos hacen eso. 

PUBLICADO: 03 de Diciembre, 2014 AUTOR:

Cosas ricas (un blog que no es de gastronomía)

Por Mónica Morales

Pensamientos e ideas, realidades y prejuicios: nos guste o no, esto es lo que hay. Divirtámonos, critiquemos, odiemos y amémos las mil y un cosas que nos suceden a diario. Tratemos de cambiar las que más nos interesen y las que no, aceptémolas con elegancia. Al fin y al cabo, es lo que hay.