• Conversemos

  •  

¿Y si salgo en calzones qué?

¿Y si salgo en calzones qué? Aclaremos una cosa: de hacerlo, el problema no sería yo; el problema sería el poco de imbéciles que me gritan asquerosidades teñidas de piropo y que me hacen sentir insegura y objeto de violación.Yo no soy una princesa de diamantes, una muñeca de oro o perla escondida. Soy una mujer. Soy una persona. No me tengo que esconder.Un amigo, muy alarmado, me escribió diciendo: "esto lo acaba de postear Cristian Williams, el coordinador de comunicación de la Fedefútbol. Por favor, hagan algo". Yo esperaría que en el 2015, los profesionales de comunicación estén emitiendo mensajes muy diferentes. 

Imagen tomada del facebook de Cristian Williams
FOTO: Tomado del facebook de Cristian Williams ampliar

Así que no es contra los hombres, hay quienes -como mi amigo- saben que decirnos cómo vestir es una manera de dominar y muchos de ellos también buscan la igualdad; pero están los otros: los que aún tienen cosas que aprender y se les está haciendo tarde.Cómo envidio a los hombres, que salen a correr sin camisa, con short y sin miedos. Cómo los envidio por poder caminar por una calle oscura de San José después de las nueve de la noche sin temer que les agarren las nalgas. Los envidio porque se visten (casi) como les da la gana y siguen siendo seres respetables.Dejen ya de decidir sobre mi clóset, sobre mi cuerpo, sobre mi imagen y sobre mis decisiones. Si me pongo la minifalda y me siento a gusto, me respetan y punto: no hay más discusión posible.No me vengan a decir que las cosas buenas están escondidas. ¿Es acaso que quieren venir a excavar mi cuerpo? ¿Monetizarlo? ¿Sacarle riqueza como si yo fuera una mina de oro? ¿Soy una piedra para ustedes? ¿Un material comerciable? ¿Una cosa? Sean serios, señores. A los que me vienen a recomendar que me vista bonito y decente: ¿qué es decente para ustedes? Para mí, ser decente es ser respetuoso. Respetuoso de las diferencias, de los gustos, de las costumbres, de la vida de los demás. 

PUBLICADO: 29 de Julio, 2015 AUTOR:

Cosas ricas (un blog que no es de gastronomía)

Por Mónica Morales

Pensamientos e ideas, realidades y prejuicios: nos guste o no, esto es lo que hay. Divirtámonos, critiquemos, odiemos y amémos las mil y un cosas que nos suceden a diario. Tratemos de cambiar las que más nos interesen y las que no, aceptémolas con elegancia. Al fin y al cabo, es lo que hay.