• Conversemos

  •  

MODULE:PERAdvertisementEspecialLoadMO

Cine: reflejo de la vida real

Mi obsesión con los trailer de películas me llevó a conocer lo nuevo de Tim Burton: “Big Eyes”. El filme, que se estrenará en diciembre, me cautivó. 

Está basado en la pintora estadounidense Margaret Keane, creadora de esos niñitos de ojos gigantes y llorosos que adornan las postales y los baños de algunos bares. Aunque las imágenes se popularizaron en la década de 1960, fue hasta 1986 que la pintora recibió crédito por su creación. Antes, era su esposo Walter Keane quien se consideraba el autor. El tipo lucró y disfrutó de la fama obtenida a costas de la artista, quien pintaba a escondidas en el sótano. Luego de una disputa legal donde Margaret tuvo que probar que las pinturas eran de su autoría, la corte falló a su favor.

¡Qué pavor! ¡Esas cosas pasaban! Quiero decir… esas cosas pasan.

La pintora Margaret Keane interpretada por Amy Adams.
FOTO: Película Big Eyes de Tim Burton ampliar

A pesar de que la historia y la película de Burton hoy logre causarnos indignación, y a pesar de que hablamos montones sobre la igualdad de género, la cultura machista está tan arraigada que ni siquiera nos enteramos.

Ni siquiera notamos la falta de modelos femeninos. Todos son hombres.

Si logra decirme el nombre de una poetisa, una autora, una pintora, una músico y una científica costarricense, sin buscarlo en google, es muy probable que esté por encima del promedio.

No es que no existan mujeres talentosas en esos campos; sino que muchas han tenido que ceder su crédito a hombres, otras han abandonado su carrera, y a muchas se les ha impedido llegar a la cima. Apuesto a que a la mayoría ni siquiera las conocimos.

Al final del día el machismo es como agua subterránea; está debajo de todo, presente en todo espacio, es parte de nuestro sistema. Hoy mi amiga se ve preciosa en su vestido, sin embargo, dos compañeros de trabajo nunca le vieron la cara, solo le vieron las piernas.

Se supone que todos somos profesionales aquí, se supone que todos somos iguales. Sin embargo mi amiga estaba indignada y avergonzada, incluso, se puso roja, ¿por qué? Porque la cultura nos sigue haciendo creer que es culpa nuestra y que no somos iguales.

Mi amiga se avergüenza y esos señores no, porque ¿quién la tiene viniendo en vestido? 


PUBLICADO: 22 de Octubre, 2014 AUTOR:

El gato azul de Warhol

Por Eunice Báez

Una pintura, una canción, una escena en la pantalla. Nuestro entorno está lleno de manifestaciones artísticas y culturales que a veces se nos pasan desapercibidas. Este espacio se aleja de los elevados acercamientos teóricos para aterrizar en las emociones. Como un gato curioso, este blog se acerca al arte para tocarlo desde las sensaciones.