• Conversemos

  •  

Marcar a los acosadores sexuales con una postal

"Mueva el trasero", "Qué guapa", "Adiós mami" o "Uyyy mamacita" fueron frases que escuchó La Sánchez desde carros en movimiento en pleno centro de San José.

Esta bloguera ideó una campaña en la que marca con un sticker a los vehículos cuyos conductores la acosan con comentarios indeseados.

Cada vez que el chofer de un carro o camión la acosaba sexualmente, la joven le pegaba un postal al vehículo con la leyenda "Acosador Sexual A Bordo".

A veces, "pegarles color" a los acosadores sexuales en espacios públicos parece ser la única forma de mantenerlos lejos de nosotras. ¡Estamos hartas!

Vi este video el fin de semana y me sentí increíblemente identificada. Sé que muchas de ustedes también se sintieron así. 

No importa si vamos en vestido, en short, en pantalón. Si vestimos talladas o flojas. Si somos gordas, si somos flacas, si estamos o no estamos guapas. No es justo que tengamos que soportar la opinión NO SOLICITADA de ningún hombre.

Conductores, peatones, funcionarios públicos, policías... ¡A mí me han acosado todos! Imagino que a ustedes también. Y es que no importa si es un "guapa" o una vulgaridad como "le chupo todo"... Para mí, todo comentario no solicitado de parte de un desconocido es ACOSO SEXUAL.

¿Por qué? Porque yo no lo pedí. Porque está invadiendo mi paz. Está arruinando mi día con su saludo, con su "piropo", con su pitido o con su vulgaridad. Con ellos me recuerda que yo NUNCA voy a poder caminar tranquila por la calle, solo porque soy mujer.

Es más: puede ser que solo me digan "hola" o "buenos días"... y ya uno les siente el tono. Nunca son simples ganas de saludar. Son ganas de demostrarse superiores, de mostrar que tienen deseo sexual sobre nosotras y que no podemos hacer nada para frenarlos.

¿Estoy exagerando? Como leí por ahí: me gustaría saber si esos hombres que me "saludan inocentemente" en la calle lo harían si estuvieran con sus esposas o novias. ¡Estoy segura de que no lo harían!

No somos un objeto, no somos una cosa bonita que sale a la calle para que comenten sobre ella, la vean y la objetivicen. Yo tengo derecho de caminar sin escuchar si les parezco linda o fea, odiosa o simpática... No es justo que tengamos que aguantarlo.

Algunos dirán que no es necesario pegarles algo en el carro, que es estigmatizarlos o incluso - como leí por ahí- es invasión a la propiedad privada. Pues yo sí creo que es justo y es necesario señalarlos de alguna manera.

Me gustaría pensar que alguno de esos conductores que suena el pito de su carro la primera mujer que vea -en una aparente imposibilidad de frenar sus impulsos animales- puede llegar a sentir vergüenza cuando vea esta postal. Me gustaría pensar que un sticker puede hacer que un hombre deje de acosar y reflexione sobre lo que hizo. ¡Ojalá así sea! Con solo que uno cambie y deje de acosar, creo que la campaña ya funcionó.

Por experiencia propia sé que una demanda puede tardar AÑOS y también que es increíblemente difícil que podamos obtener los datos del tipo que nos acosó en el momento. Especialmente si se trata de un carro en movimiento, un pasajero de bus desconocido o un peatón que desaparece en el camino. ¿Cómo conseguimos su nombre completo, cédula y domicilio para dar estos datos a un Juzgado Contravencional? Suena irreal, pero es lo mínimo que nos piden para denunciar.

Si es un carro y apuntamos el número de placa, tampoco nos garantizamos que el dueño del vehículo sea el que conduce.

Si usted ve algún carro circulando con esta postal, usted sabrá que es una persona que tiene la asquerosa costumbre de gritarle a las mujeres sin que se lo pidamos. Es una forma de empoderarnos, de luchar con las herramientas que tenemos.

Es una forma de decir que estamos cansadas y no vamos a permitir que nadie nos grite nada.

Además, La Sánchez nos insta a que hagamos la denuncia de manera formal. Como les decía, la mayoría de las veces es difícil conseguir los datos del acosador, pero es importante denunciar cada vez que podamos hacer el esfuerzo por obtener los datos, para hacer que el sistema judicial de este país tenga evidencia de que este abuso ocurre todos los días en nuestras calles.

Discutamos al respecto. Me gustaría saber quiénes apoyan la iniciativa. Me gustaría que me digan si se atreverían a andar postales. Y me encantaría que me cuenten también si esta campaña no les parece una buena alternativa y qué sería mejor para poder caminar tranquilas.

PD: Si quieren obtener las postales o estar informados de la campaña, pueden hacerlo a través del Facebook oficial de La Sánchez.

PUBLICADO: 03 de Mayo, 2017 AUTOR:

Fuera de contorno

Por Cristina Mora Jiliuta

Un blog que se sale de las líneas para opinar sobre género y derechos humanos. En este espacio, las fronteras de lo informativo están desdibujadas y opinamos sin límites y de manera analítica, sobre los derechos de las mujeres y la falta de ellos.  Procuraremos también salir del contorno geográfico y visitar a mujeres que viven en territorios remotos y tengan historias de éxito que deseen compartir.