• Conversemos

  •  

Un anuncio invita a despreocuparse del pago de la pensión alimentaria y ¡me horroriza!

En pantalla aparece un jugador de fútbol que pide a sus compañeros de equipo que le ayuden a esconderse para que la madre de su hija no lo vea, porque ¡le viene a cobrar la pensión alimentaria con la policía!

Todo esto sucede mientras yo quedo boquiabierta y la "parodia" se desenvuelve en un anuncio en el que el Banco de Costa Rica promociona un servicio de pagos rápidos. Sigo sin poder creerlo, con estómago revuelto.

Estoy frente a publicidad sexista que avala la violencia patrimonial no solo en contra de las mujeres que asumen la crianza, sino contra niños y niñas con un padre que no quiere o "accidentalmente olvida" pagar la pensión alimentaria.

Una banca estatal, con un mandato jurídico que los insta a evitar la reproducción de estereotipos y roles de género, hace un anuncio así. ¡Qué tristeza!

Me cuentan que el anuncio, probablemente, se inspiró en hechos reales. Hace algunos años, por ahí del 2008, a un jugador de fútbol llamado Kervin Lacey lo buscó la policía por falta de pago de pensión. Este jugador desapareció de las canchas: se metió en un bolso grande como el del anuncio, que se usa para llevar bolas y uniformes, y salió en un pick up, con ayuda de sus compañeros. 

Con este anuncio hay demasiadas cosas que están mal. Veamos:

1.Perpetran el estereotipo del macho alfa que ve a sus hijos como "una torta" y a la madre de sus hijos como "la vieja vividora".

2.Hacen creer al público que las mujeres que cobran pensión alimentaria son unas locas, que solo están ahí para molestar a los hombres y no dejarlos disfrutar de su "mejenga" tranquilos.

3.Dejan de lado la paternidad responsable: en el anuncio el hombre en ningún momento se pregunta si su hija o hijo está bien, ni siquiera interactúa con él o ella.

4.Enseñan al público a evadir la ley y perpetran la cultura popular de dejarlo todo para último momento. La cultura de la irresponsabilidad financiera ¡es el gancho del anuncio! Es increíble que un banco del Estado promueva los atrasos en los pagos como gancho de su publicidad.

5.Estereotipan a los jugadores de fútbol como deudores de pensión.

6.Presentan a todos los hombres como cómplices de la evasión de pensión alimentaria. Esto es evidente en la escena en la que todos los compañeros de equipo colaboran para que el "macho alfa" pueda escapar de la mujer y de la ley o burlarla.

7.Normaliza el hecho de que una mujer deba recurrir a las autoridades para cobrar una pensión que fue negociada por ley, para beneficio de sus hijos.

No se vale

Si un juez determina que un padre de familia debe aportar mensualmente para ayudar con la crianza de sus hijos, es probable que exista mucha desvinculación entre el papá y los niños. ¡No se trata de un "favor" a la madre de estos! En una sentencia de pensión alimentaria hay testimonios de familiares, hay dolor, hay indignación y hay niños en el medio. Hay casos de casos, pero al final los niños son los más afectados.

Ante las críticas en redes sociales, la marca decide responder así:

"Es una situación que se podría dar en la vida real. Lo que hace el comercial #Tucan es llevarlo al absurdo de una comedia, y con esto analizar el dar una solución efectiva"

¿Una solución efectiva? En el anuncio, al hombre lo viene a buscar la madre de su hija con la policía, lo que quiere decir que este tiene un atraso en el pago de su pensión y solamente reacciona porque podría ir a la cárcel si no paga.

Es muy cansado abrir la computadora o prender el televisor para encontrarme con estereotipos y reproducciones de violencia de género, avalados por una banca estatal.

Habrá quienes dirán: "qué exagerados, es una broma, una parodia"... Precísamente asumir que se puede bromear sobre un asunto que genera dolor en familias enteras es lo que está terriblemente mal.

Me da risa pensar en que, probablemente, los creativos responsables de la campaña le dirán a su cliente: "Funcionó porque todos están hablando de ello, su producto se dio a conocer"... En mi opinión, esto es una excusa muy baja para justificar la inversión. Un comunicador responsable le diría a su cliente que el mensaje que quiere dar está mal, le justificaría por qué está mal y le daría una idea mejor, que no reproduzca violencia.

Por cierto: les recuerdo que existe un Observatorio de la Imagen de las Mujeres en la Publicidad, de la Universidad de Costa Rica, en el que existe un formulario que permite denunciar los anuncios con contenido machistas en la publicidad tica. Aquí una nota al respecto:

LEA: Observatorio de la imagen de la mujer en la publicidad insta a denunciar sexismo. 

Aquí hay otro tema importantísimo: el vacío de conocimiento que existe en un tema tan delicado como las pensiones alimentarias. Los invito a leerse la ley, aquí.

No faltó quien en redes sociales llamara exagerados a quienes nos indignamos con el anuncio. Tampoco faltó a quien le causara gracia. También están las mujeres que se rieron del asunto y hasta etiquetaron a hombres para recordarles de aquella vez que esto les pasó.

Hay que abrir los ojos y darnos cuenta de que este país, nuestra querida Costa Rica, es más machista y discriminador de lo que nos gustaría aceptar. Los que nos indignamos por esto vivimos en una burbuja y pensamos que no, que la gente no puede ver esto como algo gracioso. Pero sí, mucha gente, incluso gente educada como los publicistas que generaron la idea y como los directivos del banco que la aprobaron.

PUBLICADO: 08 de Diciembre, 2016 AUTOR:

Fuera de contorno

Por Cristina Mora Jiliuta

Un blog que se sale de las líneas para opinar sobre género y derechos humanos. En este espacio, las fronteras de lo informativo están desdibujadas y opinamos sin límites y de manera analítica, sobre los derechos de las mujeres y la falta de ellos.  Procuraremos también salir del contorno geográfico y visitar a mujeres que viven en territorios remotos y tengan historias de éxito que deseen compartir.