Debo confesar que siempre me pregunté porque las prendas de Lacoste tenían ese precio. Fue hasta ayer, jueves 11 de junio, cuando lo comprendí durante la presentación de su colección primavera verano 2015, realizada en Multiplaza Escazú.

El estilo que todo hombre y muchas mujeres han llevado en algún momento de su vida, la camisa tipo Polo L1212, es un ejemplo de cómo la marca es de esas cuya excepcionalidad se encuentra en el fondo, más que en la forma. Cada una de ellas, requiere 20 kilometros de hilo de algodón y pasa por 27 personas durante su proceso de fabricación.

Lacoste.
Lacoste.
Gabriela Téllez.

Desde que el tenista francés René Lacoste creó la firma en 1933, esta prenda se ha convertido en un elemento urbano por excelencia y sigue presente en todas las colecciones de la marca, como las presentadas ayer: The Sail Away, The Spring Bay y The Soft Sun.

Sail Away reinterpreta lo náutico y lo traslada a un contexto urbano sin dejar de lado el estilo clásico pero funcional propio de la marca. "Siempre vas a tener los tonos azules, los rojos, el burdeos (también llamado marsala, el color pantone de este año) y blancos. Domina la geometría muy limpia, con líneas fuertes y demarcadas", explicó Silvia Vilaplana, gerente de marca de Lacoste en Costa Rica.

Lacoste.
Lacoste.
Gabriela Téllez.

Esta tendencia se divide en dos más: por un lado, The Spring Bay, en la que los estilos clásicos se mezclan en colones como el coral, verde o el camel que remite a la arena del desierto. La última es Soft Sun, con colores brillante pero deslavados. "El coral pasa a ser un tono rosa pálido que se va oscureciendo para ir adentrándose a las nuevas colecciones de otoño invierno que vendrían más adelante", agregó Silvia.

En Costa Rica, la marca adapta las prendas de la colección al clima y la realidad del trópico. Su prendas son, en muchas ocasiones atemporales o prácticas, como la jackets impermeables o bolsos de nylon.

Etiquetado como:
  • lacoste
  • moda
  • The Sail Away