• Conversemos

  •  

Mirador de Orosi: paseo de un día y sin gastar de más

El domingo por primera vez en lo que va del año sentí realmente que estábamos en enero. Al fin un día soleado, sin vientos dicembrinos y sin una sola nube en el cielo.

Sin pensarlo dos veces le dije a mi familia: vamos de paseo. La idea era descansar un poco, salir de casa y disfrutar de aquel clima.

En cuestión de una hora nos organizamos: frutas picadas, botellas de refresco, papas, atún, frijoles en lata y vámonos.

Nos en rumbamos hacia Cartago, nuestro destino: el mirador de Orosi.

LEA MÁS: Cinco opciones para turistear a muy bajo costo

Gracias a que me confundí de carretera y luego a que usamos el Waze, descubrimos una ruta mucho más directa por Dulce Nombre de Cartago, que pasa por detrás del Tecnológico y ahí se va directo hasta llegar a un cruce, unos 500 metros antes de llegar a la entrada del mirador.

Cuando llegamos ya eran las 10 a.m. Para entonces, los pocos espacios de parqueo interno estaban ocupados, por suerte la carretera es bastante ancha y sí se logra encontrar espacio donde dejar el carro.

Como casi en ningún lugar de Costa Rica, no había "guachi cobrando un rojito por echarle el ojo" al carro, eso me sorprendió.

Este lugar pertenece al Instituto Costarricense de Turismo y gracias a esto su entrada es gratuita. Eso sí, debe presentar una identificación y dejar que revisen sus pertenencias, no se permite tomar licor.

El mirador ofrece servicios sanitarios super limpios, una pequeña red de senderos desde donde se puede ver diversas caras del Valle de Orosi, ranchos con mesas de madera y parrillas, perfectas para una buena carne asada.

Como llegamos un poco tarde todas las mesas con rancho estaban ocupadas y,  al igual que otro montón de visitantes, decidimos escoger un árbol y quedarnos bajo su sombra.

Entre todo lo que llevaba no olvide un trozo de cartón para convertir las colinas del mirador en divertidos toboganes aptos para grandes y chicos. Tampoco puede faltar el selfie con el valle de fondo y el típico huevo duro.

El mirador también ofrece un área con juegos para niños.

La inversión de este viaje es mínima, intente llevar todo de su casa, ahí no hay pulpería ni restaurante.

El horario de este destino es de 8 a.m. a 4:30 p.m. todos los días.

Para llegar en bus debe tomar la ruta Orosi Cachí, se toman detrás de la Escuela del Sagrado Corazón, diagonal al parque de Las Ruinas en Cartago. El pasaje tiene un costo de ₡500.

Este viaje en definitiva no puede terminar sin antes pasar por Oreamuno para disfrutar de un helado de palito de Helados Granados, si topa con suerte la fila es corta.

PUBLICADO: 23 de Enero, 2017 AUTOR:

#Lochivadelavida

Por Andrea González

Construir la vida cada día a punta de experiencias. Cada mañana me levanto pensando en que cosas buenas van a suceder porque de algo estoy segura uno la vida es lo que uno decide que sea. Salir de la rutina, atreverse a probar cosas nuevas, romper miedos, descubir nuevos talentos, disfrutar de las pequeñas cosas, salir de paseo... hacen que la vida se llene de giros de energía y que nos impulsan a lograr metas. Precisamente de estas dosis de energía es que se trata este blog, un espacio para contar experiencias y retos.