• Conversemos

  •  

En bus directo de seis ruedas

Hoy me monté en un bus que viaja entre Tres Ríos y La Uruca. A diferencia de otros, este tenía solo seis ruedas y únicamente llevaba tres pasajeros.

Las direccionales, la señal de alto y el motor que lo lleva son quizá un poco distintos.

La salida fue puntual, a las 5:30 a. m. Su ruta estaba bastante transitada pero no imposible de recorrer.

(Foto tomada de la página en Facebook de BiciBus).

La única parada fue la Farmacia La Bomba en Curridabat, para que un nuevo tripulante lo abordara.

Los altos y semáforos son quizá el espacio perfecto para interactuar, verificar si todos los pasajeros están completos y en buenas condiciones.

Leo fue el chofer, casi en todo momento. Un joven que viaja por una ruta muy similar desde hace un año. Fue hasta hace seis meses, cuando un compañero de trabajo se animó a acompañarlo, que se armó el bus al que hoy me uní por primera vez.

LEA TAMBIÉN: El reto de dejar el carro para viajar en bici 

Este es solo uno de los Bicibuses que recorren el país. Si bien aún no están identificados, la iniciativa tiene un objetivo súper valioso tanto para el ciclista como para el chofer: ser un vehículo menos en hora pico (#soycarromenos).

La idea principal es que cada vez más personas se animen a viajar en bicicleta a su lugar de trabajo, generen redes de apoyo y acompañamiento para quienes no tenemos mucha experiencia, y así descongestionar las vías y hasta ganar un poco más de salud.

Los bicibuces se van creando conforme van naciendo más ciclistas, como sucedió con el que viaja entre Tres Ríos y La Uruca.

Por otro lado está el tema de la educación al chofer de vehículo o autobús. Quienes no siempre ven con buenos ojos al ciclista. Una estrategia de este grupo es publicar diariamente consejos para compartir ordenadamente las carreteras.

Como si se tratara de un autobús regular, unas cuadras antes de mi parada el chofer del bicibus ya sabía que mi desvío estaba cerca. 25 metros antes el bicibus se detuvo, me despedí y me bajé.

Ahora con cuatro ruedas y un par de tripulantes el bicibus siguió su destino, mientras yo pedalee un par de metros para llegar al mío.

Como lo mencioné en otra publicación: vale la pena atreverse a viajar en bici y lo más chiva es quita estrés, se hace ejercicio, se conoce gente y es un vehículo menos en carretera.

PUBLICADO: 13 de Septiembre, 2016 AUTOR:

#Lochivadelavida

Por Andrea González

Construir la vida cada día a punta de experiencias. Cada mañana me levanto pensando en que cosas buenas van a suceder porque de algo estoy segura uno la vida es lo que uno decide que sea. Salir de la rutina, atreverse a probar cosas nuevas, romper miedos, descubir nuevos talentos, disfrutar de las pequeñas cosas, salir de paseo... hacen que la vida se llene de giros de energía y que nos impulsan a lograr metas. Precisamente de estas dosis de energía es que se trata este blog, un espacio para contar experiencias y retos.