• Conversemos

  •  

La estrategia de estar donde quiero estar

Todo lo que empieza tiene que terminar, dice el dicho. Pero la realidad es que constantemente iniciamos procesos y no los cerramos, o simplemente no dejamos que se cierren.

Me refiero a temas del corazón, a proyectos de vida y profesionales. En general, la vida es un cúmulo de ciclos de aprendizaje.

Hace un tiempo tuve la oportunidad de conversar con Glenda Umaña, la reconocida periodista costarricense y antigua presentadora de CNN en Español.

Ella me decía que los ciclos en la vida hay que cerrarlos, y que quizá no es decisión de uno cuándo debe llegar ese final.

Para entonces, Umaña tenía pocos meses de haber concluido su paso por las cámaras de aquel prestigioso medio y aseguraba que aún no lo había asimilado, pero que nuevos retos ya le tocaban la puerta. Y creo que esas oportunidades son perfectas para crecer, aprender y tener nuevos horizontes. 

Eso es exactamente lo que creo que nos pasa a muchas; hablo en plural porque me doy cuenta de que no soy la única. Esto de cerrar ciclos es más difícil que solo tomar los "chunches" y cerrar la puerta. Es retarse a uno mismo a ver hacia arriba, levantar la mirada e ir con todo.

¿Me puse muy sentimental? Ni modo, así soy.

Algo similar pasó cuando conversé con Rebeca Grynspan, ex vicepresidenta de Costa Rica y una de las 50 mujeres más influyentes de Centroamérica.

Ella asegura que la vida es una decisión propia. Que para llegar a donde queremos debemos tomar las riendas de nuestro camino, plantearnos una meta y luchar por alcanzarla.

Sí, luchar. Ponerse la armadura y salir con toda la fuerza del mundo a conseguir ese objetivo y dejar de una vez por todas que la vida simplemente pase.

Doña Rebeca asegura que se necesita coraje y tener claro que la vida no es lineal. Puede que nos equivoquemos de camino y elijamos el más complejo, pero eso no quiere decir que no podamos redirigir la estrategia y alcanzar la meta.

En lo personal creo es necesario dejar de lamentarse por aquello que algún día pudo ser. Cerrar un ciclo es necesario, indispensable, obligatorio. Es poner punto final a un texto y abrir una nueva hoja de trabajo. Es plantear una nueva estrategia para lograr con éxito un objetivo y para decir con toda seguridad: estoy donde quiero estar.

Nota: Esta entrada la tenía ahí, entre los texto que uno cree nunca verán la luz y luego de estar reposados les llega el momento. 

PUBLICADO: 30 de Agosto, 2017 AUTOR:

#Lochivadelavida

Por Andrea González

Construir la vida cada día a punta de experiencias. Cada mañana me levanto pensando en que cosas buenas van a suceder porque de algo estoy segura uno la vida es lo que uno decide que sea. Salir de la rutina, atreverse a probar cosas nuevas, romper miedos, descubir nuevos talentos, disfrutar de las pequeñas cosas, salir de paseo... hacen que la vida se llene de giros de energía y que nos impulsan a lograr metas. Precisamente de estas dosis de energía es que se trata este blog, un espacio para contar experiencias y retos.