1. Busque que la playa le permita moverse:

Que la vegetación, la arena o la playa sean parte de una actividad física. Aproveche para realizar una caminata, retar una colina o ganarle a las olas. Además, ponga en práctica sus actitudes físicas e imaginación al programar un circuito bien retador. 20 minutos son ganancia.

2. Revise el menú antes de llegar al restaurante:

Si hace esto antes de llegar su decisión va ser más saludable. Muchos locales han puesto en su menú opciones más saludables y deliciosas.

3. Prefiera las bebidas bajas en calorías:

La mayoría de las bebidas azucaradas y alcohólicas no generan sensación de saciedad, lo cual hace que se pierda la noción de cuanto se consume. Prefiera optar por otras opciones como el té, el café sin azúcar, el agua o las bebidas naturales. Pero bueno, recuerde que lo más importante siempre será no abusar.

4. Cuidado con la gula:

Para estas épocas, es habitual que abunde la comida o el todo incluido. Si quiere disfrutar de ello, tome porciones pequeñas y variadas.

5. Duerma lo necesario, ni menos ni más:

Dormir más de 7 u 8 horas genera cansancio y un fatiga metal. Con ello, la pereza va a aumentar y se sentirá "cansado de descansar". Es mejor que duerma 6 y realice peñas siestas durante el día. Después del desayuno, ejercítese para cargarse de energía.

Nota: Rétese a que por postre, le tocarán 10 burpees.

Si desea más información, puede escribirme en mi perfil personal en Facebook.

Etiquetado como:
  • fit
  • ejercicio
  • my trainer