• Conversemos

  •  

MODULE:PERAdvertisementEspecialLoadMO

"Cásate y sé sumisa"

Así dicta el correo electrónico que hace pop en la pantalla del aifon. Don Víctor lo comparte con la redacción: Cásate y sé sumisa es el título de un libro escrito por la periodista italiana Constanza Miriano y dirigido a las mujeres que desean que el “para siempre” del matrimonio dure, de verdad, toda la vida. En la contraportada del libro aparece la siguiente frase: “Ahora es el momento de aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión”.

sumisión
FOTO: ampliar


El arzobispado de Granada, España, lo editó, publicó y defendió. Se armó un alboroto en ese país, réplica del que ya se había desatado en Italia. La periodista explica, ahora, que sumisión no significa someterse a la violencia de género. Significa, en cambio, estar en la base del hogar, por debajo de los hombres, sí, pero para sostenerlos.  "No sé el peso que tendrá la palabra 'sumisa' en español pero yo desde luego no instigo a la violencia en ningún caso y menos busco que la mujer deje de ser libre o independiente. Mi objetivo es ayudar a recuperar las relaciones de amor", dice la escritora.

Vaya título para lograrlo.

***
Varias bodas.

Alguna chica se arrodillará, impondrá la mano sobre la frente o el regazo de la novia y rezará: “Enséñale el valor de ser obediente, primero a tí, Señor, y luego a su marido, Señor. Enséñale a ser sumisa, Señor”.

La novia llevará un velo y un vestido blanco. De castidad y pureza, dirán. El novio...el novio irá de negro. Es el día más importante de su vida, dirán. A ella le saldrán relámpagos claritos de los ojos y se sentirá preciosa y feliz. Y eso será maravilloso.

El pastor/sacerdote/predicador lo explicará así: la mujer debe ser obediente al hombre. El hombre debe amarla y respetarla. Pero ella no debe perder la costumbre de levantarse por las mañanas y hacerle el desayuno a su esposo; y no con la cara lavada, ojalá bien maquillada y bien peinada. Ella debe contestar “¿Señor?” cuando él la llame. Él debe saber que ella es como una flor de cristal, como una rosa que se marchita si no le dicen que la quieren, si no le dicen lo linda que está.

Ella, una mujer fuerte, valiente, trabajadora y de empuje, se verá reducida, de pronto, a una flor en el camino hacia su desgracia.

***
Sumisa
FOTO: ampliar

Sumisión:

1. f. Sometimiento de alguien a otra u otras personas.
2. f. Sometimiento del juicio de alguien al de otra persona.
3. f. Acatamiento, subordinación manifiesta con palabras o acciones.
4. f. Der. Acto por el cual alguien se somete a otra jurisdicción, renunciando o perdiendo su domicilio y fuero.
(Fuente: RAE)

No encuentro la palabra amor.

 ***

Hablar construye. Hace cincuenta años se empezó a acuñar el concepto de la performatividad: todas las palabras significan algo en la medida en que la memoria las relaciona con actos aprendidos pasados. Desde este entendido, argumenta la teórica Judith Butler, decir hombre o decir mujer no es una cosa natural. Lo que le toca hacer a un hombre (someter) y lo que le toca hacer a una mujer (someterse) es un conocimiento arrastrado y repetido por los siglos de los siglos.  

Pero nada de amén:   una misma puede decidir si repite o crea.

PUBLICADO: 03 de Enero, 2014 AUTOR:

Perfiles

Por María Fernanda Cruz

La bruja, la que luchó por votar, la que cuida a su bebé en África, la que dirige un país, la que saca suspiros con canciones. La que nos sulfura, nos noquea, nos enamora. Un blog de todas para ver el mundo a través de ella, de sus ojos. Y de nosotras, las protagonistas de esta historia.