Ideas para decorar los exteriores en Navidad

  • Conversemos

  •  

Es curioso cómo nos concentramos en decorar el interior de nuestras casas cuando lo que está afuera es lo que más se ve.

Para que el espíritu navideño se desborde de su hogar y se vuelva visible para todo el vecindario , aquí algunos consejos que puede seguir.

Solo tres colores

Roberto Fonseca, decorador profesional, explica que una de las cosas más importantes es que el exterior no desentone con los adornos del interior de una casa.

Ya sea adentro o afuera, la recomendación es no usar más de tres colores.
FOTO: Thinkstock ampliar

Si decidimos optar por una tendencia moderna para decorar en Navidad, es mejor que el estilo se mantenga en las luces y los ornamentos que pongamos en la parte externa del lugar.

Ya sea adentro o afuera, Roberto recuerda que nunca debemos usar más de tres colores.

"La gente se emociona poniendo luces de Navidad de distintos tonos, inflables, lazos... y es importante que recuerden elegir una sola tendencia. Mantener una sola gama de colores es de las cosas más importantes para que no se vea un desorden", explica

Las luces de Navidad

Los más obvio cuando se piensa en decoración para exteriores son las luces. Sin embargo, la mayoría de personas comete el error de utilizar instalaciones eléctricas para interiores que no son aptas para la intemperie. Cuando estas se mojan o pasan mucho tiempo bajo el sol tienden a dañarse con mayor facilidad.

Las luces de LED forradas con plástico son ideales pues no se afectan en el exterior.

Pero ¿cómo se ponen las luces sin que la casa parezca un farol?

Roberto explica que existen dos tendencias. Bordear los contornos del edificio es una de ellas: se respetan los ángulos de las ventanas, se aprovechan postes y columnas, y se instalan luces en los filos del techo y de las paredes.

Una segunda opción es colocar las luces para que parezcan una cascada que baje por el techo, las paredes o las ventanas.

Cuando se trata de instalaciones eléctricas menos es más. La idea no es convertir la casa en una fuente de luz pues, no sólo se desperdicia electricidad, sino que además el diseño se ve sobrecargado.

Árboles iluminados

Los arbustos y árboles naturales siempre lucen muy bien cuando se iluminan de luces de Navidad. Puede intentar bordear el tronco o concentrarse en decorar la copa del árbol con iluminación y adornos para exteriores

Si usted no tiene plantas cerca, una idea ingeniosa es comprar pequeños árboles de ciprés y decorarlos con luces de Navidad. Véalo como una excusa para construir su propio jardín navideño.


Adorne la puerta de la entrada

Una corona a veces resulta demasiado sencilla cuando se trata de decorar la puerta principal de la casa por lo que existen cientos de opciones para disfrazarla con espíritu navideño.

Una opción es decorarla para que parezca el traje de Santa Claus, o disfrazarla para que simule un reno o un muñeco de nieve. Existen tiendas en los que los disfraces ya existen y solamente basta con instalárselos a la puerta, pero si no logra encontrar ninguno, algunos pedazos de tela y ornamentos pueden cumplir la misma función. Por ejemplo, puede forrarla con tela roja y cruzarle un fajón negro para simular el traje de Santa.

Puede agregar al diseño final del exterior de su casa adhesivos de vidrio para decorar las ventas, inflables que alegren el jardín, o figuras de esparcidas por la entrada de su casa, lo importante es mantener una unidad de estilos y colores y evitar que su casa llame la atención por el desorden.

Recuerde que ¡Menos es más!


Fuente: Sol Naciente. Más ideas en: http://www.solnaciente.com/