Los colores de su oficina ¿facilitan su trabajo?

  • Conversemos

  •  

¿Quiere una oficina que denote poder o inspire a reflexionar? ¿Prefiere una sala que invite al diálogo o la creatividad?

El color influye en el estado de ánimo y en la productividad, de hecho, la forma de percibir el color está mediada por la edad, el sexo, la formación e, incluso, la nacionalidad del observador.

Así lo detallan artículos publicados en la revista Color Research & Application .

En primera instancia, sus estudios detallan que las sensaciones de cálido-frío, activo-pasivo o pesado-ligero surgen sin importar el sexo, edad, nacionalidad o formación.

Sin embargo, la cuarta respuesta emocional: gusto-desagrado, depende más del contexto y de la experiencia previa del observador relacionada con el estímulo de color.

Consejos claves. Expertos en el tema subrayan que elegir el color correcto va más allá de una buena tarea de decoración.

“Según su intensidad, calidez o frialdad, cada color es capaz de provocar diferentes estados de ánimo”, explica el gerente de Color de la empresa Comex, Alejandro García del Río.

García del Río asegura que los colores activan percepciones, representan íconos culturales y pueden tener un significado particular, dependiendo del buen o mal recuerdo que evoque, a cada uno, según lo vivido.

El verde es un color fresco que trae paz, seguridad y esperanza.
FOTO: Comex para GN. ampliar
"El verde es un color fresco que trae paz, seguridad y esperanza."

“Por eso, además de provocar emociones, los colores también pueden mejorar el humor, el bienestar interior e, incluso, la productividad”, alertó sobre la importancia de asesorarse al decorar los centros de trabajo.

Precisamente, una investigación efectuada por el gobierno estadounidense demostró que un cambio del color en sus oficinas logró un aumento de casi un 40% en la productividad de los empleados.

Con ayuda de los expertos de Comex, le ofrecemos un detalle sobre el impacto del color en su vida.

Anaranjado: fomenta el optimismo y el entusiasmo; estimula el esparcimiento, la vitalidad, la diversión y el movimiento. Utilizado en pequeñas extensiones o como acento, es un color muy útil para invitar a la interacción y al trabajo en equipo.

Amarillo: está vinculado con la actividad mental y la inspiración creativa; además, despierta el intelecto y actúa como un color antifatiga. Se recomienda su uso en áreas de acceso o destinadas a realizar reuniones porque aviva el ánimo y provoca el buen humor.

Azul: abre la mente, brinda paz y trae consigo la sensación de tranquilidad, confianza y calidez. Representa dos de los elementos que alimentan la vida: el aire y el agua. Sereno, relajante, reflexivo, es un color que se recomienda para oficinas y salas de espera.

Verde: por ser el color más fácil de visualizar por el ojo humano, fortifica la vista. Además, es un color fresco que trae paz, seguridad y esperanza. Como el azul, es un color que se recomienda para oficinas y salas de espera.

Neutros y blanco: son colores purificadores que brindan una sensación de limpieza y claridad, expresando elegancia y respeto. Se pueden utilizar estos tonos neutros cuando se desee que destaque la decoración de un salón.

Negro: denota poder y el estilo, se debe utilizar en cantidades pequeñas como accesorios, detalles y espacios dónde no se permanezca por mucho tiempo. De lo contrario, puede resultar agobiante. Además, dado que absorbe la luz, requiere de la instalación de luz adicional.