Día Internacional de la Niña: para crear conciencia

  • Conversemos

  •  

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Niña, un día que nos invita a crear conciencia sobre la situación particular que viven alrededor de 1.100 millones de niñas y adolescentes en todo el mundo.

Sin embargo, no es una celebración si hay 130 millones de niñas a las que se les niega el derecho a la educación solo por ser mujeres y donde cada día, 39.000 niñas son víctimas de matrimonios forzados con hombres adultos. Además, el embarazo en la adolescencia afecta cada año a 16 millones de adolescentes entre los 15 y 19 años y a un millón de niñas menores de 15 años, la mayoría en países de ingresos bajos y medianos y las muertes por esta causa son alarmantes.

Es por eso que el Sistema de las Naciones Unidas en Costa Rica hace un llamado a proteger y empoderar a las niñas, especialmente ante las situaciones de emergencia que el país está enfrentando. El tema elegido para este año es: EmPODERar a las niñas: Planificación de la Respuesta y Resiliencia ante las Emergencias

"Desde el Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica nos unimos en apoyar al país en restablecer las necesidades básicas de las poblaciones que se han visto más afectadas, y en el caso particular, llamamos a hacer un énfasis en las necesidades de las niñas para garantizarles protección y apoyo en estos momentos críticos, que les permitan aumentar su resilencia", dijo Alice Shackelford, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Costa Rica.

Según anunció el Ministerio de Educación Pública el pasado 8 de octubre, 3.496 centros educativos, de aproximadamente 5.000, presentaban daños en su infraestructura o acceso o estaban sirviendo de albergue para las personas damnificadas de la emergencia. Es decir que aproximadamente 350.662 alumnas y alumnos de escuelas y colegios no habían podido reiniciar sus estudios a inicios de semana.

"En el caso específico de las niñas y niños que aún no pueden retomar sus lecciones debido a la destrucción de sus escuelas o porque las mismas están siendo utilizadas como albergues de las comunidades donde sus habitantes han perdido sus casas, nos comprometemos a no dejarlos atrás", agreg Shackelford.

Las niñas, niños, adolescentes y jóvenes miembros de hogares en pobreza y pobreza extrema en Costa Rica suman 440,576 y constituyen el 46,3% y el 39,3% de esa población, respectivamente, conviven en hogares más numerosos y con mayores índices de dependencia, lo cual les coloca en una posición de mayor vulnerabilidad. En el caso de las niñas, a estas problemáticas se suman las diferenciaciones y exclusiones de las cuales son objeto debido a su género, como violencia sexual, embarazos tempranos, uniones impropias y, en algunos casos, exclusión del sistema educativo por tener que afrontar responsabilidades que no son propias de su edad.