Casarse entre un paraíso boscoso

  • Conversemos

  •  

La tendencia son las bodas al aire libre. Para nuestra suerte, Costa Rica tiene hermosos paisajes para realizar una celebración de ensueño, uno de ellos está en las montañas de San Rafael de Heredia, a solo 21 kilómetros de San José.

Entre árboles y jardines, se encuentra el Hotel Chalet Tirol, un escenario ideal para festejar la boda que tanto ha anhelado. Como si se tratara de magia, las copas de los árboles permiten que se pase la cantidad necesaria de rayos solares para que la iluminación sea como de película, el musgo da un olor a frescura, y las aves vuelan celebrando la unión.

En el kiosco se pueden realizar ceremonias civiles y cristianas evangélicas, pues el lugar no cuenta con una capilla católica pero sí se pueden realizar todas las recepciones. El hotel cuenta con diferentes salones para actividades de varios tamaños, con hasta un máximo de 80 personas. Las bodas al aire libre permiten recibir hasta 200 personas bajo toldos.

También hay una plaza central y en su centro se luce una fuente decorativa estilo barroco. Al lado, un jardín floreado con un pequeño lago y un puente de madera que parece de cuento de hadas. Perfecto para las sesiones fotográficas.

Entre las facilidades de este lugar se encuentra el servicio personalizado, menaje, saloneros, bebidas, mantelería de lujo, sillas tifanny o sillas napoleón, bocadillas y un menú reconocido por su calidad de alta cocina. Se les dan varias cortesías a los novios: una noche antes para la novia y un acompañante, la noche de bodas para los recién casados, cuchillo y espátula para el queque y descuento para los invitados que se hospeden.

La pareja podrá escoger entre paquetes de brunch, cena o almuerzo, con la seguridad de que el banquete será uno de los puntos altos de su festejo y que el entorno hará que la celebración sea innolvidable.

Fuente: Rebeca Umaña, ejecutiva de eventos sociales, Hotel Chalet Tirol (Tel.: 2267-6222).

PUBLICADO: 27 de Septiembre, 2016 AUTOR: