Protocolo de una boda civil: usted tiene la última palabra

  • Conversemos

  •  

Al igual que una boda religiosa la marcha nupcial, las argollas y el beso de recién casados pueden ser parte de la ceremonia, pero con una pequeña diferencia: cuando de bodas civiles se trata usted es quien dirige la orquesta.

Christy Marín, experta en etiqueta y protocolo, mencionó que el ritual para un matrimonio de este tipo dependerá de los gustos de la pareja, el presupuesto y las facilidades del lugar donde se lleve a cabo.

"Cuando se celebra una boda así lo principal es el abogado que ejecuta el matrimonio. Al ser una boda más privada hay más libertad", comentó.

Es indispensable no dejar detalles de lado con la justificación de que la ceremonia será civil. Por ejemplo, la lista de invitados, la decoración, incluido el vestido de la novia.

En las bodas civiles los protocolos son simplemente al gusto de quien se casa.
FOTO: Pixabay ampliar

Pese a que no es necesario reservar espacio en la iglesia, sí se recomienda elegir un escenario donde se pueda realizar el acto solemne, puede ser algo sencillo como una pérgola decorada especialmente para el evento (armazón para sostener plantas), donde se destaque el acto jurídico.

Perfectamente se pueden realizar rituales similares a una boda religiosa. El cortejo nupcial es uno de ellos, el cual, según las reglas protocolarias, debe iniciar con el novio acompañado de su madre y concluye con la entrada de la novia y su padre –no ambos padres- ; en el intermedio pueden desfilar los padrinos, damas de honor y niños.

"Tanto a la novia como al novio deben entregarlos alguien del sexo opuesto, pero lo que es fatal es que a la novia la entreguen los dos padres, eso no lo dicta el protocolo", argumentó Marín.

En este lapso se puede entonar la marcha nupcial o la melodía con la que mejor se identifiquen, incluso podría ser música en vivo.

Una vez en el escenario, donde está el abogado con las actas, inicia el proceso civil que por lo general es breve.

Marín recomendó contratar a un jurista especializado en bodas, con ello se evitarán discursos fuera de lugar. Igualmente dijo que se puede optar por la intervención de algún familiar o una persona que pronuncie unas palabras con el fin de dar un tono menos protocolario.

Se puede coordinar con el notario la inclusión de los votos matrimoniales antes de entregar los anillos y firmar las actas, además de frases como "los declaro marido y mujer", ah... y "puede besar a la novia".

Ahora serán los nuevos esposos los que desfilarán de primero hacia la salida –si así lo desean- y solo resta el festejo, las fotos y disfrutar de la compañía de los invitados.

PUBLICADO: 28 de Mayo, 2015 AUTOR:

Etiquetas