Pilates en el aire: todo un reto para el abdomen

  • Conversemos

  •  

El desafío de toda mujer es lograr un abdomen plano y, si se puede, bien tonificado. Quienes acuden a clases de pilates saben que una de estas sesiones definitivamente es de gran ayuda para lograrlo. Pero, ¿qué le parece retar aún más el abdomen?

Precisamente este es el objetivo del AntiGravity Pilates (AGP) una modalidad que usa las bases del pilates con máquinas, pero que se realiza con apoyo de una hamaca.

Cristina Aguilar, instructora de la escuela de movimiento Andamio, explicó que el foco del ejercicio se encuentra en el core;es decir, el grupo de músculos ubicados en el centro del cuerpo, los cuales trabajan gracias a la resistencia de la gravedad y movimientos específicos.

Aunque a simple vista parece como estar jugando, el AGP requiere de concentración en cada movimiento, por lo que la música pasa a un segundo plano para darle un poco más de protagonismo a la respiración.

"La hamaca funciona como soporte y apoyo, permite realizar ejercicios que se hacen regularmente en el mat, el reformer o el trapecio. Al tiempo que la relajación de los músculos descompresiona la columna y abre espacio entre las vértebras sin hacer ningún esfuerzo."

"Recuerden controlar la respiración. Desde el diafragma, como si el ombligo tocara la columna y las escápulas lo más atrás posibles, como metiéndolas en las bolsas traseras del jeans", explicaba Aguilar en una de sus clases.

Se trabaja todo el core o power house; es decir, la franja de músculos abdominales, lumbares, glúteos y piso pélvico. Estos se logran trabajar gracias a la contracción rítmica de la respiración y la sinergía de los movimientos. Se trabajan también las caderas y extremidades. Desde el torso es donde sale toda la energía e intensión de cada ejercicio.



Una sesión de Antygravity Pilates puede tardar cerca de 50 minutos y concluye con 10 minutos de relajación. Los únicos dos elementos que se utilizan son la hamaca de tela, que se coloca aproximadamente a la altura de las rodillas, y el mat o colchoneta, que se ubica en el suelo justo debajo de la tela.

"Mientras se está ejercitando el cuerpo se rehabilita, se reducen lesiones, mejora la postura y aumenta la flexibilidad."

Si bien el ejercicio requiere de destreza, ya que lo más cercano al suelo que va a estar es igual a la altura que hay entre su pie y rodilla, el AGP permite graduar la dificultad de los movimientos a la habilidad de cada persona. Así que no tenga miedo, rete la gravedad y trabaje ese abdomen.

PUBLICADO: 12 de Marzo, 2015 AUTOR: