Lo que debe considerar al comprar zapatos para ejercicio

  • Conversemos

  •  

Empezar a hacer ejercicio suele ser uno de los propósitos más comunes de año nuevo y comprar las tenis una de las primeras tareas para cumplir con él. ¿Sabe cómo hacerlo?

“Cuando las personas  van a la tienda a comprarse unas zapatillas, lo primero que miran es la estética de las mismas, dejando al margen otras características más importantes”, explica el especialista en medicina del deporte, Martín Zumbado.

Al elegir zapatos deportivos no debe importar el color ni el estilo, sino, su estructura y funcionalidad.

“Cada deporte y cada persona tienen unas características únicas que las va a hacer diferentes al resto, por lo que no deben usar el mismo tipo de calzado”, explica el especialista en medicina del deporte.

Por ejemplo, no todos tenemos una misma forma de pisar y eso se nota, sobre todo, cuando estamos de pie.

Tenis apropiadas para su tipo de pie y para el deporte que usa.
Tenis apropiadas para su tipo de pie y para el deporte que usa. FOTO: Shutterstock.com ampliar


Algunos tendemos a apoyar la mitad del pie donde se encuentra el dedo gordo -esos somos los pronadores-, y otros, la mitad del pie donde está el meñique -esos son los supinadores-.

Y ni los primeros ni los segundos requieren el mismo tipo de tenis, sino una estructura que le dé soporte distinto al pie, según su anatomía y sus necesidades específicas.

De acuerdo con Zumbado, los pronadores requieren un zapato deportivo que ayude a estabilizar el arco longitudinal del pie para que el impacto contra el piso sea parejo y reducir así el efecto de la pronación. “Es recomendable una tecnología que ofrezca una combinación de soporte y amortiguación”, detalló.

Los supinadores más bien requieren un calzado que permita la pronación. Por eso, recomienda zapatos ligeros que permitan el mayor movimiento del pie.Si no se atienden esas recomendaciones a la hora de elegir zapatos deportivos, podemos lesionarlos.

Específicamente, la pronación puede provocar torceduras en el pie, la espinilla y la rodilla, a veces con lesiones en la rótula, cadera, músculos tibiales; mientras que la supinación puede producir fascitis plantar, la tendinitis aquilea y lesiones iliotibiales.

Otros aspectos de la estructura

Pero la escogencia no queda ahí. Para elegir la forma y la estructura del zapato se requiere además tener en cuenta la morfología del pie en función de los dedos, pues hay quienes tienen pies griegos (el segundo dedo dominante), egipcios (el primer dedo dominante) o cuadrados (el primer y segundo dedos igual de largos).

También hay que tomar en cuenta esa morfología en función del arco de la planta del pie pues se r equieren diferentes curvaturas de horma, explicó Zumbado.

En cuanto a generalidades, el Dr. Roberto Blandón, especialista en ortopedia y traumatología, recomienda buscar un zapato con suela firme para que proteja el pie y flexible para que le permita el movimiento.

Además, el zapato debe tener una lengüeta protectora del tendón de Aquiles, y estar hecho de un material que permita una buena transpiración.

Zumbado también dice que es necesario tomar en consideración la disciplina deportiva porque el calzado tiene un diseño especial en función de los diferentes movimientos que requiere cada deporte, el cual facilita la práctica del mismo y protege al usuario de posibles lesiones.

Es importante asimismo tomar en cuenta la superficie o terreno donde se practicará el deporte.

PUBLICADO: 21 de Enero, 2014 AUTOR: