#ExperienciaPerfil: Lo que aprendí de cabeza, agarrada a un tubo

  • Conversemos

  •  

El pole dance proviene del mundo circense, de los espectáculos acrobáticos que realizaban los circos itinerantes a inicios del siglo XX. Desde hace varios años, esta disciplina ha retomado su senda como arte escénico y atrás ha quedado el estigma de que es un baile reservado para strip clubs o sensual. Tal cambio de percepción proviene del pole fitness, que puede practicarse en Vertical Fitness, en Escazú.

Este centro de entrenamiento nació hace cuatro años, gracias al emprendimiento de Mari Om, psicóloga y creadora del blog YogaNotYoga. "Cuando yo empecé con mi camino de yoga, me encantaba y me sigue encantando, pero siempre pensé que un estudio de yoga más ya iba a ser un poco monótono, no me atrevía a abrir un estudio de yoga tradicional", relata.

Por ello, Vertical Fitness se caracteriza por ser un estudio multidisciplinario, donde se conjugan el pilates, el yoga, el ejercicio funcional, las telas, lyra (aro acrobático) y el pole. "Son más de ocho disciplinas y los paquetes van más en relación con las veces que venís al estudio por semana que a cuales clases vengás", añade Mari Om.

Así, para una persona que busca perder peso, la recomendación son las clases de ejercicio funcional y el complemento con las otras disciplinas. Quienes, por el contrario, buscan aumentar masa muscular, pueden encontrar en el ejercicio con telas, el pilates y el pole un cuerpo más tonificado.

3 lecciones

Para conocer un poco sobre el método de Vertical Fitness, Mari Om realizó una pequeña demostración con algunos ejercicios de Pole, el ejercicio -de todos ellos- que nunca había practicado y que, por ende, me parecía más retador.

Además, seamos sinceros, tengo menos gracia para moverme que un lagarto del río Tárcoles. No suelo ser ni coordinada, ni ágil, y el baile ha sido una especie de tortura imposible de dominar para mí. Así que, sin pensarlo dos veces, esa era la indicada.

El primer gran tema antes de hacer pole es, ¿qué ponerse? He visto fotos de conocidas que lo practican con un microtop y un short diminuto. ¿Será que es requisito estar semidesnudo para hacerlo? Yo, preveo todo escenario posible y echo en el bolso una lycra larga, una corta, top y camiseta.

Al final, resulta que hay una razón lógica para andarse en poca ropa: El tubo resbala y entre menos tela es más fácil -y seguro- mantenerse. He ahí el primer aprendizaje de hacer pole: si usted se va a poner ante un tubo debe dejar de lado sus estereotipos de un cuerpo perfecto. No importa si no tiene cuadritos, si tiene celulitis, kilos de más o de menos. El pole implica aprender de lo que nuestro cuerpo es capaz y tenerlo al frente, tal y como es. Es una manera diferente de expresar la sensualidad que parte de la mujer misma y no desde cómo es percibida por el género masculino.

Antes de iniciar, hacemos varios ejercicios de estiramiento propios de yoga. Yo desempolvo conocimientos de mi época universitaria y casi que lo logro. Hasta que toca abrir las piernas y mover el torso hacia adelante y se hace evidente que no soy nada flexible. Segunda lección: para hacer pole, hay que ser flexible y si no lo es, aquí aprenderá a serlo.

Luego empezamos a ver varios movimientos básicos e invertirme en el tubo. Realmente es un reto, pues cuando las manos empiezan a sudar, uno se desliza lentamente en la barra y se hace necesario controlar el agarre para no terminar de cabeza en el suelo. Noto al momento que en esta disciplina hay mucho de fuerza -cosa que no me cuesta tanto gracias a jesucrossfit- pero todavía tiene más de estabilidad. Es en el core o la zona abdominal, donde se debe mantener el control corporal para no perder el equilibrio.

(Aquí, que si me sueltan se me hace una chichota. Foto: Luis Navarro). 

Es allí donde entiendo que ese es un ejercicio completo pues te hace fuerte, pero flexible, te obliga a la vez, a tener gracia en los movimientos y mejorar la coordinación. La demostración acaba pero, en el fondo, quedo con la intriga de seguir intentándolo, con la curiosidad por subir más arriba, con menos ropa todavía, de ponerme de cabeza otra vez, hasta que las manos ya se acostumbren al movimiento y dejen de sudar.

***

Vertical Fitness abre de lunes a sábado de 6 a. m. y tiene clases hasta las 7:30 p. m. Los precios varían según la cantidad de días que vaya a la semana pero no sobrepasan los cien dólares mensuales.

Por otro lado, este mes tienen una promoción especial para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. Ofrecen un 15% de descuento a quienes indiquen por qué es honorable su parte femenina, sin importar si son hombres o mujeres. Entre todas las respuestas, elegirán una para darle a la persona que la haya formulado el mes de abril totalmente gratis.

PUBLICADO: 10 de Marzo, 2017 AUTOR: