Los beneficios de tirarse al agua

  • Conversemos

  •  

Nadar es un ejercicio estimulante lleno de beneficios, conozca algunas de las razones para sumergirse en el agua.
Uno de los grandes aportes de esta disciplina es que controla la presión arterial y es muy recomendada para las personas hipertensas. El cuerpo está en una posición horizontal mientras se nada y por ello el corazón no tiene que trabajar tan duro, lo que ayuda a mantener la presión arterial bajo control y hace la diferencia con los demás deportes que se realizan en forma vertical.
Otro beneficio de este deporte es que ayuda tanto a mantener el tono muscular e incluso, a aumentarlo. La resistencia que ejerce el agua hace que nuestros músculos realicen un gran esfuerzo; en el agua los músculos trabajan de 5 a 6 veces más.
Los músculos más trabajados en la natación son: pectorales, hombros, esternocleidomastoideo, trapecios, dorsal ancho, tríceps, bíceps, abdominales, glúteos, cuádriceps e isquiotibiales.
Si quiere bajar de peso, la natación será de mucha ayuda. El entrenamiento en el agua aligera nuestro cuerpo, hace más fácil el trabajo para nuestras articulaciones y reduce el impacto del ejercicio, por lo que también ayuda a prevenir lesiones. Al mismo tiempo que se quema grasa también se tonifica, lo cual ayuda a prevenir el efecto rebote o la flacidez tras la pérdida de peso.
Mejora la circulación porque se ponen en movimiento todos los músculos del cuerpo, se estimula el retorno venoso y se potencia el bombeo de la sangre hacia las extremidades, consiguiendo una mejor circulación.
Algunos otros beneficios de esta disciplina son: mejora la calidad de vida, la autoestima, la postura y la coordinación; retrasa el envejecimiento, aumenta la flexibilidad y disminuye el estrés.
PUBLICADO: 01 de Diciembre, 2016 AUTOR: