Los cinco tips más importantes para que su visita al gimnasio no sea una pérdida de tiempo

  • Conversemos

  •  

Algún secreto debe haber detrás de esos cuerpos que parecen mandados a hacer. ¿Le ha pasado que le pregunta a una persona delgada qué hace para mantenerse así y le contesta simplemente con un feliz "nada"? Mientras tanto, usted pasa metida en el gimnasio y no logra los resultados. Probablemente esa persona no se da cuenta, pero siempre está activa, se alimenta bien, se hidrata y respira de la manera adecuada. Probablemente, usted no lo hace. 

Estos son los cinco consejos de la instructora y preparadora física Nany Sevilla le da para que esas horas invertidas en el gimnasio sí rindan efecto: 

Alimentarse, hidratarse y respirar bien es la clave
Alimentarse, hidratarse y respirar bien es la clave FOTO: Archivo ampliar

1. Respiración. Podemos vivir algunos días sin probar bocado y un poco menos sin tomar agua, pero nunca vamos a vivir más que un puñado de segundos si dejamos de respirar, ¿cierto? Entonces, ¿por qué le damos tan poca importancia? Respirar profundamente, estar conscientes de la vida que nos otorga cada inhalación y cada exhalación, es el primer paso. También es importante que le pregunte a su instructora o instructor físico cuál es la mejor forma de respirar para cada ejercicio.

2. Hidratación. Tomar agua antes, durante y después del ejercicio es determinante para que el ejercicio valga la pena. Sin la hidratación adecuada se puede agotar antes de lo normal y lograr un desempeño mucho menor.

Manténgase siempre en movimiento
Manténgase siempre en movimiento FOTO: Archivo ampliar

3. Nada de azúcar. Las bebidas hidratantes y los jugos naturales edulzados le aportan calorías extra que son innecesarias a la hora de realizar actividad física. El agua es suficiente para hidratarse.

4. Alimentación. Vernos bien depende en un 70% de lo que comemos y en un 30% de lo que nos ejercitamos. Quizás esta es la principal razón por la cual usted no está viendo los resultados inmediatos. Reduzca todo lo que pueda el consumo en carbohidratos simples (harinas refinadas, pan, pastas) y sustitúyalo por carbohidratos complejos (harinas integrales, granos), consuma carnes magras (sin grasa) y utilice la menor cantidad de aceite posible. Aproveche siempre la calidad nutricional de las grasas saludables como las que están contenidas en el aguacate y algunas semillas y elimine las grasas saturadas y trans.

5. Escoja el mejor ejercicio para su objetivo. Si usted es una persona delgada que quiere aumentar la masa muscular, debe realizar rutinas con mancuernas o peso extra. Si le molestan las pesas, practique ejercicios en los que utilice el propio peso de su cuerpo, como las sentadillas y los push-up. En cambio, si lo que quiere es reducir tallas, es importante focalizarse en el ejercicio cardiovascular: ¡baile, corra y brinque!


PUBLICADO: 16 de Julio, 2014 AUTOR: