El sol puede ser un aliado en el control de peso

  • Conversemos

  •  

El momento del día en el que se asolea, la intensidad de la luz en ese momento y la duración de su exposición a ella podría influir en el control de peso, asegura un estudio publicado en PLOS ONE.

En él participaron 54 personas de una edad media de 30 años. A ellas se les midió la duración del sueño, la ingesta calórica, el índice de masa corporal ( IMC) ---que es un indicador para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos---, la actividad física realizada y los niveles de luz a los que se expusieron durante siete días.

“Los resultados de este estudio indican que la luz es una señal biológica potente y que el momento adecuado (de asolearse), su intensidad y la duración de la exposición a ella puede representar un factor de riesgo potencialmente modificable para la prevención y el tratamiento de la obesidad en las sociedades modernas”, afirman en las conclusiones del estudio, donde señalan que se requieren investigaciones adicionales que respalden este hallazgo.

"Los investigadores vieron que las personas que tenían la mayoría de su exposición solar diaria en momentos en que esta era moderadamente brillante tenían un IMC significativamente más bajo que los que tenían la mayor parte de su exposición a la luz más tarde en el día"

Específicamente, los investigadores vieron que las personas que tenían la mayoría de su exposición solar diaria en momentos en que esta era moderadamente brillante tenían un IMC significativamente más bajo que los que tenían la mayor parte de su exposición a la luz más tarde en el día.

La influencia de la exposición a la luz de la mañana en el peso corporal fue independiente del nivel de un individuo de la actividad física, la ingesta de calorías, el ritmo del sueño, la edad, indicaron en un comunicado.

La explicación que da Phyllis C. Zee, investigador principal del estudio, es que la luz es el agente más potente para sincronizar su reloj biológico interno que regula los ritmos circadianos. Estos a su vez también regulan el balance de energía.

La trenza sirena es ideal para lucir en el verano.
Alrededor de 20 a 30 minutos de luz entre las 8 a.m. y las 12 m., son suficientes para beneficiar al IMC FOTO: Osvaldo Quesada ampliar

“Alrededor de 20 a 30 minutos de luz entre las 8 a. m. y las 12 m., son suficientes para beneficiar al IMC. Si una persona no recibe suficiente luz en el momento adecuado del día, podría de- sincronizar el reloj interno del cuerpo, que se sabe que altera el metabolismo. Esto podría conducir al aumento de peso”, dijo el autor.

En opinión de los investigadores, el hallazgo pone de relieve la importancia de tener una buena "salud circadiana", para lo cual es necesario un balance entre la exposición a la luz y la oscuridad, lo cual se sincroniza con el reloj interno del cuerpo.

"El exceso de luz en la noche es nociva para la salud como también lo es el no tener suficiente luz en el momento apropiado del día", dijo Zee.

Si los horarios laborales y lectivos impiden que las personas se asoleen en esos momentos idóneos, lo que recomienda el especialista es que los lugares de trabajo y estudio tengan ventanas y que se aliente a las personas a salir fuera del edificio a las horas de almuerzo y meriendas.

También considera necesario que la iluminación al interior de los inmuebles mejore, para que intente ser tan brillante como la de la luz solar.

PUBLICADO: 10 de Abril, 2014 AUTOR: