Andrea Vásquez: el dulce encanto de la sencillez.

  • Conversemos

  •  

Hubo un tiempo en que los pasteles no estaban tan adornados, no tenían cobertura de colores chispeantes y, para hacerlos, se usaba mantequilla, no manteca vegetal. Ese momento es el que busca recuperar cada vez que abre la puerta del horno para crear las delicias de Vanilla, su marca de postres. 

Periodista de profesión, dos circunstancias se encontraron hace cuatro años para que se iniciara en la cocina.

Una fue el nacimiento de su hija. La otra, de esas que podrían ser cotidianas y hasta banales, pero que el paso del tiempo vuelve significativas: encontrar, en el New York Times, un artículo sobre el regreso de los whoopies, un pastel tradicional de los grupos amish de Estados Unidos.

Andrea Vásquez.
FOTO: Adrián Soto. ampliar

Un día, una amiga le pidió una caja de ese postre, compuesto por dos "galletas" de queque con crema en el medio. "Empezamos a trabajar de noche porque era el único espacio para mí, para desconectarme. Fue una cosa muy terapéutica durante el postparto", cuenta.

"Creo que en la modestia hay muchísima sorpresa", dice al describir Vanilla. Las jornadas nocturnas continúan con los pedidos que recibe a través de su página en Internet vanillacr.com

Si bien desea ver la empresa florecer, para ella prima el deseo de rescatar sabores auténticos. Por ello, su compromiso va hacia los ingredientes y el trabajo artesanal.

"Me gusta hacerlo por una cuestión de mística y porque me garantiza que hago el queque que yo querría comprar", concluye.

PUBLICADO: 27 de Marzo, 2015 AUTOR: