Curiosidades sobre el ritual del brindis

  • Conversemos

  •  

¡Chinchín!, ¡al centro y pa’ dentro!, ¡salud! Tomar sin brindar es de mala suerte… y jamás brindar sin mirar a los ojos de la otra persona, ya  sabemos a lo que nos exponemos y nadie quiere eso para su vida.Este es uno de los rituales que están presentes en cualquier celebración. Brindamos por la graduación, por el cumpleaños, por los novios, por el aniversario, por el año que se va y por el que viene. El origen del brindis procede de un miedo a ser envenenado; entrechocar las copas para hacer pasar algo de líquido de una a otra se consideraba un acto de confianza, y se remonta al siglo IV antes de Cristo.En la actualidad, las copas no se chocan tan fuerte y, a menos de que sospeche que la quieren envenenar, se debe evitar para no parecer grosera. También puede probar el tradicional ritual inglés de levantar las copas durante un brindis, en lugar de chocarlas. Los húngaros, por su parte, creen que las copas nunca deberían entrechocarse durante un brindis.Por supuesto que ya hablamos de la importancia visual. Los daneses y los suecos creen que es importante mirar a la persona cuya copa se choca para demostrarle que le está dedicando toda su atención. En Costa Rica, la cultura popular habla de siete años de mal sexo si no se mira a los ojos (pero al fin y al cabo, son siete años de sexo que es mejor que nada de nada).En muchas culturas, desde Vietnam hasta Georgia, se proponen múltiples brindis durante la velada. Aproveche la oportunidad de levantar su copa varias veces durante la noche y dedique brindis personalizados a sus invitados. Eso sí, tome en cuenta que durante las fiestas se debe brindar mucho, pero beber con precaución pues en un estudio realizado por la empresa Diageo, 63% de los consultados consideran que una forma de arruinar las celebraciones es pasándose de tragos.Puede servir cócteles con bajo contenido en alcohol a sus invitados, ya que cada vez son más los que prefieren celebrar de manera responsable y disfrutar de bebidas más suaves. Asimismo, quienes no toman licor pueden brindar con su refresco favorito. De hecho, esta es una tradición muy popular en Japón y ayuda a no cometer el error de beber en exceso durante las fiestas.Otros tips para disfrutar del brindis es conocer sus gustos en la bebida y saber lo que está consumiendo, respetar los límites de su cuerpo, mezclar las bebidas con comida y nunca manejar después de haber tomado. ¡Salud y felices fiestas!Fuentes: Carolyn Panzer, Directora de Alcohol in Society, Diageo; y Jennifer Le Nechet, ganadora del premio World Class 2016 de Diageo a la mejor bartender.

PUBLICADO: 16 de Diciembre, 2016 AUTOR: