Hija de tigre... Sophia Rodríguez

  • Conversemos

  •  

El arte y la gracia para la cocina la siguió desde pequeña. Ahora es micro empresaria y aspira a abrir en poco tiempo su propia cafetería.

Su amor por la cocina es algo que se podría decir trae en la sangre. Desde pequeña ayudaba a su madre, Flory Mata, en su programa TV Cocina; desde entonces la semilla de aventurarse en el mundo de la gastronomía empezó a crecer.

Pese a ello, las aulas de comunicación de la Universidad de Costa Rica fueron quienes la vieron formarse, su enfoque: publicidad.

"Acostumbraba hacer postres y recetas de mi madre para venderlas entre los vecinos y amigos", comenta la joven de 25 años.

Sophia Rodríguez chef y empresaria.
FOTO: Adrian Soto ampliar

Sin haber terminado sus estudios formales abrió espacio para la pasión que llevaba dentro e inició un técnico en gastronomía y pastelería en la escuela O'Sullivan Culinary, donde además se desarrolló como productora de los programas "La vaina es así" y "Pasión y sabor".

En el 2010 con un poco más de experiencia y muchas ganas retomó una de las marcas que su madre usó en el pasado para sacar al mercado revistas sobre cocina: La buena cuchara.

En ese momento empezó su etapa como empresaria, no a tiempo completo, pero sí el suficiente para relanzar y volver a posicionar

Con un sello más a Rodríguez que a Mata, La buena cuchara se especializa en la producción personalizada de postres y comida más convencional. Ahora con una maestría de mercadeo en el horno, Sophia dedica gran parte de su tiempo al proyecto y ansía en un corto plazo inaugurar su propia cafetería; por ahora sus delicias se ofrecen por redes sociales.

PUBLICADO: 25 de Marzo, 2015 AUTOR: