Kamizake wok: cuchara oriental con un toque creativo

  • Conversemos

  •  

En todo barrio costarricense hay un chino para llenar el estómago rápido y a buen precio. No obstante, estos restaurantes, suelen tener un menú similar: en uno, el 62 tiene los mismos ingredientes del 32 de otro local. Ahora, imagine uno que ofrezca ese toque oriental pero con ingredientes de la mejor calidad, salsas hechas en casa y una cocina abierta donde no hay secretos de ingredientes o maneras de preparación.

Eso es justamente lo que puede encontrar en Kamikaze Wok, un restaurante que abrió en julio del 2016 en un rincón tibaseño y, en abril del 2017, vio nacer su segundo local, en Plaza Tempo, en Escazú.

Kamikaze Wok, en Plaza Tempo.

Kamikaze Wok es la unión de ideas de tres chefs, Rubén Herrera, Gustavo Villalobos y David Regueira, quienes anhelaban un espacio para la experimentación culinaria que, a la vez, le encantara a la gente. Eso se nota tanto en la comida, variada y con sabores inesperados pero deliciosos, así como en la decoración del lugar: una mezcla de objetos hallados en almacenes y en la calle que se conjugan a la perfección en un ambiente tan oriental como desenfadado.

Kamikaze Wok, en Tibás. 

"Los chef tomaron la decisión de abrir acá con una fusión de ideas de todos. Si porque si uno va al un restaurante chino y de pronto pide un arroz de la casa, que así lo ofrecen, dan el típico cantones con jamón y pedazos de pollo y toda la cosa. Pero acá, le ponemos lechón ahumado, pechuga de pollo y el famoso chorizo chino", explica Mariela Carballo, una de las cocineras.

Todo oriente

El menú de Kamikaze Wok es variado, hay ramen, sushi, arroz frito, ceviche nikkei, pollo teriyaki, wantan y hasta cerveza orientales. Atrás queda el dilema de un restaurante para el sushi, otro para el arroz cantonés y otro para el ramen. Acá todo va junto según los gustos de cada quien.

"No solamente usamos salsa de soya, se utiliza teriyaki, la hoisin, de ostión. Para el sushi se utiliza salsa de anguila. La idea es que todas sean hechas aquí", expresa Carballo, quien además señala que otro de los objetivos es reducir la cantidad de grasa de los platillos.

Entre las elecciones predilectas del menú, cuenta, se encuentra el pollo teriyaki y el lomito estilo genhis kahn (lomito con semilas de marañón, con chile guindilla y teriyaki, acompañado con arroz o con pasta).

Kamikaze Wok nació en Tibás, como una apuesta un tanto arriesgada en un punto que no es conocido por su oferta gastronómica y rodeado de restaurantes de comida rápida pero su estilo fue exitoso y halló un nicho en Escazú. En el primer local, además, ofrecen servicio express y se caracterizan por ser pet friendly.

Fotos: Nina Cordero. 

PUBLICADO: 20 de Abril, 2017 AUTOR: