El helado tiene su historia... y compañeros

  • Conversemos

  •  

Su fama está en todo el mundo. Su variedad de sabores y posibles acompañamientos lo convierten en el favorito de muchos ¿Pero cómo llegó a ser lo que conocemos?

Según el chef Andrés Monzón, experto en pastelería, contrario a lo que la mayoría podría suponer, Italia no es la cuna de este frío postre y aclara que fue en China en donde se elaboró el primer producto similar a un helado, era una pasta hecha con arroz hervido, especias y leche envuelta en nieve para solidificar la mezcla.

Más adelante, en los años 400 a. C, los persas crean un helado con base en agua de rosas y cabello de ángel, cuya textura era similar a un flan helado.

Postres livianos. Helado de fresas y moras
FOTO: Shutterstock.com ampliar

La unión de frutas, hielo y azúcar se dio hasta la edad media en las cortes árabes, esta mezcla se conoció como Chorbet de ahí el nombre en castellano sorbete, cuenta Monzón.

La incorporación de la leche a este postre sucedió 200 años más tarde, esta receta fue compartida en India, Grecia y Roma.

Monzón asegura que la evolución del postre no termina ahí. Dice que a mediados del siglo XIII una nueva receta de Asia llegó a Italia, la cual pasa a Francia años después y es ahí donde le agregan huevo. Pero es en Inglaterra donde un cocinero francés mezcla jugos de distintas frutas con leche y crea el helado tal como lo conocemos actualmente.

Las versiones de helados comerciales inician en 1846, cuando la americana Nancy Johnson crea la primera heladera automática, dando paso así a esta dulce industria.

Variedades. Monzón explica que gracias a que los gelatos o los helados mantiene la misma base: lácteos o agua, en el mercado se puede encontrar gran variedad de ellos, como los de yogur, las "nieves", las cremas y los de sorbetera.

Sin importar el clima, un antojo de helado viene en cualquier momento. Pero no siempre nos conformamos con el helado, los toppings también tienen su magia y encanto. Los barquillos, los conos, las coberturas de chocolate, las chispas, las gomitas y hasta la leche en polvo se lucen seductoramente. La combinación y, porqué no, la cantidad perfecta dependerá del gusto de cada comensal.

La nutricionista Adriana Alvarado asegura que se deber tener cuidado con estos nada inocentes acompañantes, debido a que no solo tienen pocos nutrientes sino que suelen estar cargados de azúcar. Por ejemplo, recomienda limitar la ingesta de toppings como la leche condensada, el caramelo y los brownies.

Si lo que desea es bajar la cantidad de calorías, lo ideal es optar por ingredientes de fruta natural o semillas secas.

infografia
PUBLICADO: 23 de Febrero, 2015 AUTOR: