Alejandro Ramírez: El maquillaje es la forma de escapar de lo que normalmente soy

  • Conversemos

  •  

Como si se tratara de una estrella de Hollywood, así llegó Alejandro Ramírez a nuestras instalaciones en revista Perfil: cabello impecable, un outfit pulcro, como recién salido del salón de belleza. Nítido de pies a cabeza y cargando una enorme valija de ropa para la sesión fotográfica de ese día.

Debo confesar que a Ale, yo lo conocía porque había estado de invitado en el desaparecido programa de radio "¿Qué dicen las chicas?", donde era conductora con otras amigas y colegas.

Muchos medios de comunicación han querido acreditarle el título de "Kim Kardashian tica", a varias modelos nacionales, pero si me dejaran etiquetarlo a mí, se lo daría sin ninguna duda a Alejandro Ramírez.

Él es la reencarnación nacional de Kim Kardashian: el maquillaje, su porte, su elegancia, su forma de caminar y vestir, absolutamente todo de él me recuerda a la más famosa de este clan y es que este colombiano radicado en nuestro país estuvo con la celebridad en un master class, impartido Mario Dedivanovic, maquillista.

"Mi mamá siempre supo que era gay, se lo dije a los 9 casi 10, fue súper "chill". Ella ha sido viuda dos veces y ahí sigue, fuerte. Mi padrastro que es el que estaba con ella en ese momento lo tomó bien. De hecho, es el que me compra más maquillaje", cuenta entre risas.

"En el colegio era la amiga reina, nunca me hicieron bullying, los hombres eran muy amables conmigo. Desde que nací siempre supe que no me gustaban las mujeres pero nunca se lo quise contar a mis compañeros. Mis cuadernos eran puro arcoíris, peinaba a todas las chicas, eso se debía notar. Los mejores trabajos siempre fueron los míos", se sinceró.

Mientras seguía maquillándose frente al espejo del estudio de Grupo Nación, continuaba con su relato.

"Comencé como maquillista, maquillé a muchas personas y figuras de la televisión, posteriormente se me dio la oportunidad de ir a un master en Estados Unidos que impartía el maquillista de Kim Kardashian. Allí, vi que habían hombres maquillados y Alejandro Ramírez siempre se ha caracterizado por hacer las cosas diferente: en ese entonces no había nadie en Costa Rica que fuera hombre e hiciera tips de maquillaje. Yo al master fui porque ella era la modelo, me parece una mujer exitosa, me preguntó de dónde venía, además de que me dijo que le gustaba mi outfit", comentó Alejandro.

Thursday 🌟 recuerden seguir mis aventuras por snapchat : mkby_alejandro , ❤❤ #makeup #love #biglips #fashion #blogger #snapchat

Una publicación compartida de Alejandro Ramirez 👑 (@makeupby_alejandro) el 2 de Mar de 2017 a la(s) 8:12 PST

Este esbelto colombiano de tan solo 19 años, desde pequeño vive nuestro país. Para ser exactos, creció en Jaco y a los 17 años decidió ser independiente: quería trabajar y se mudó a San José. Además, agregó que es una persona muy ambiciosa y le gusta la buena vida, por eso trabaja tanto, lucha por sus cosas, le gusta lo bueno y lo caro y para eso le toca trabajar duro.

"Después de regresar de Estados Unidos dije ¿qué es eso de hombres maquillados? ¿Por qué se maquillan y además siguen vistiendo como hombres? Comencé a investigar, probar y ver si el maquillaje se veía bien en mi cara, me gustó lo que vi entonces salí maquillado para ver las diferentes reacciones de la gente y fue bastante bueno", relató.

"En resumen, a mí se me vino eso a la cabeza después de lo de Kim. Me gusta andar un blazer, una buena gabardina, un bolsito caro y un excelente reloj para complementar el maquillaje", confesó.

Ale comenta que en la calle muchos hombres llegan a pedirle fotos y videos para las novias que son sus seguidoras. Agrega que le gusta que lo vean como un arte y no que solo se enfoquen en que se ve "afeminado".

Siente que está abriendo mentes, pero reconoce que es difícil porque siempre hay gente de mente cerrada. Lucha por el respeto a los gustos diferentes, pero más de una vez ha renunciado a salir maquillado a la calle para evitar malos ratos y burlas.

LEA: Beauty Boys: la revolución del maquillaje

"En mis redes sociales es muy difícil encontrar un comentario feo. A la gente le gusta mucho, pero sinceramente me da vergüenza maquillarme para salir en público. Sin embargo, lo he hecho más seguido últimamente, para ir cambiando mentalidades", subrayó mientras se aplicaba un hermoso labial rojo.

Ramírez dice que las personas siempre creen que es odioso, pero asegura ser una persona muy accesible y amable. Insta a sus seguidores a saludarlo cuando lo ven y agrega que se siente muy agradecido con ellos pues con su apoyo le dan de comer.

"Siempre he dicho que para crecer no se debe hablar mal de los demás, ni dañar el trabajo de otros. Hay que hacer algo diferente para que el trabajo sobresalga sin hacer polémica", detalló.

"Fui el primer beauty boy en vender mi imagen de redes, había más hombres que se maquillaban, pero ninguno comercializaba su imagen como lo comencé a hacer yo"

"Fui el primer beauty boy en vender mi imagen de redes, había más hombres que se maquillaban, pero ninguno comercializaba su imagen como lo comencé a hacer yo", dijo.

Por otra parte, Ramírez dice que mucha gente le piropea los labios en redes y por mensajes privados. Asegura que nunca se he hecho una operación y va 100% con ellas, entre risas dice que le encanta la gente que está "tocadita", pero nunca se ha operado nada.

"Mi sueño siempre ha sido tener una línea de maquillaje. Espero tener un nombre más formado para crearla en unos cinco años fuera del país. En Costa Rica aún no estamos desarrollados en maquillaje. También me veo comprando casa muy joven, esas cosas es muy "chiva" hacerlas y yo soy bastante arriesgado", concluyó.

En media sesión, decidimos dar un espacio para almorzar en Grupo Nación. Los periodistas que estaban comiendo en ese momento se notaban llenos de dudas: ¿será hombre o mujer?, ¿sus labios serán operados?, eran algunas de las preguntas que flotaban entre la comida, en el que probablemente sea el almuerzo más entretenido de la semana.

El colombia-tico terminó este relato con unos hermoso labios maquillados y concluyó que se diferencia por su personalidad y porque es muy accesible en redes. Le gusta que la gente lo ame por quién es y no por lo que hace.

ESTE ARTÍCULO ES PARTE DEL ESPECIAL #BEAUTYBOYSPERFIL

Créditos:

Foto: Nina Cordero

Producción ejecutiva: Francesca Chinchilla

Edición: Cristina Mora Jiliuta