Magaly Tabash: emprendedora tica ideó yogures, paletas y aderezos saludables

  • Conversemos

  •  

Magaly Tabash Espinach ha emprendido toda su vida. A sus 46 años, con dos hijas y un complicado divorcio a cuestas, esta tecnóloga de alimentos es propietaria de la empresa Alimentos Bonavida, que produce yogures, paletas y aderezos con ingredientes locales que compra de pequeños productores. 

Recuerda que de pequeña, cortaba los cases y se los vendía al supermercado cerca de su casa, esto como muestra de que el emprendedurismo siempre ha corrido por su sangre.

"Inicié en el 2011, después de vender mi antigua empresa de vegetales, que tuve por 16 años. Ya tenía experiencia, así que decidí incursionar en otro negocio. Es difícil. Alimentos Bonavida nació porque una de mis hijas -que en ese momento tenía como cinco o seis años- no consumía frutas pero sí las comía con helado. Entonces, creé una paleta de fruta natural para que ella comiera la porción de fruta recomendada", aseguró Tabash.

Con el tiempo, esta escazuceña se dio cuenta de que los helados no iban solo dirigidos a los niños: los buscaban personas diabéticas, con intolerancia a la lactosa, personas que necesitan comer alimentos sin gluten, entre otros. Así, se le abrió una posibilidad de mercado: ofrecer un postre perfecto, sin remordimientos.

"No es fácil tener una empresa, pero es muy satisfactorio. Tengo que luchar todos los días con todo tipo de problemas. Yo digo que soy una solucionadora. Tener una empresa propia es una ventaja porque si tengo que asistir a alguna actividad, lo puedo hacer libremente. En algunos momentos uno tiene mucha libertad y en otros, muchísimas cosas por hacer", dijo la empresaria.

Segura de sí misma y con frunces en el rostro, Magaly confesó con voz quebradiza que el primer año de su emprendimiento anterior, le robaron el auto donde transportaba los vegetales. Además, estaba embarazada y perdió el bebé. Comentó que problemas siempre van a haber, pero cree que son parte de ir creciendo y llevando una curva de aprendizaje.

"Arranqué con una línea de aderezos porque sabía que las personas quieren consumir ensaladas pero se aburren del limón y el vinagre. Cree una línea versátil en 5 presentaciones, con variedad de ingredientes, todos bajos en calorías, sin preservantes, sin saborizantes y sin colorantes.

Cuenta que la idea de las paletas fue por su hija y que, al inicio, solo los hacía de fruta. Tras haber asistido a una feria a vender helados, 2 de cada 10 personas le preguntaron si tenía helados con leche. Así nació la "yogurpaleta".

Magaly solía comprar el yogur de un proveedor, pero se aventuró a hacerlo ella misma, para controlar la calidad. Después, vio la posibilidad de crear yogur griego: así nació Nikkos, primer yogur griego elaborado en el mercado nacional, sin grasa, ni azúcar añadida y alto en proteína.

La tecnóloga de alimentos se encarga del desarrollo de sus productos en conjunto con  la nutricionista Fabiola Guerrero. De este modo, se asegura de que su calidad nutricional vaya de acuerdo con lo que pide el mercado. Su lema es: "salud y sabor, los alimentos son para vivir mejor".

"Toda la producción es nacional, excepto la del arándano y la cereza. Trabajamos con muchos productores pequeños: la mora es de Santiago, el cas de Cervantes, la fresa de Cartago, la leche de Poás, la Guanábana de Guápiles y Limón. Cada producto se le compra a un pequeño empresario, entonces vamos creciendo el emprendimiento y el encadenamiento. Somos una gran familia y todos los ayudamos a crecer, si yo crezco con ventas, ellos van a crecer porque les voy a comprar más. Nuestra filosofía es apoyar lo local, tener una economía sostenible y que beneficie a todos", afirma.

En su fábrica, que está en la zona oeste del país, trabajan alrededor de 24 mujeres y seis hombres.

"Yo hago de todo. Soy una persona bastante ordenada, me cuesta saber delegar. Abro la fábrica a las 6:30 a.m. y soy la última en irme. Mis hijas han ido aprendiendo y tal vez ese es el sacrificio más grande que han tenido que hacer. Han aprendido a cocinar, a vivir solas, y yo llego tarde para cenar con ellas. Siempre les he enseñado que una persona que trabaja duro, fuerte y constante cuidando la plata, da frutos. El secreto es no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. No dejar pendientes, ir avanzando todos los días y cuidar mucho el dinero", explicó Magaly.

Este año, Tabash está incursionando en l apublicación de recetas con sus productos, para demostrarle a las personas que pueden cocinar rico y sano a la vez. Su recetario se puede encontrar en el perfil de Facebook de Alimentos Bonavida

Tabash adelantó que muy pronto lanzarán nuevos productos al mercado y esto la tiene muy entusiasmada. 

Magaly dejó un mensaje a las mujeres que quieren emprender, pero les da miedo:

"Yo creo que las oportunidades están en la calle y a veces uno no es capaz de verlas, pero en definitivo están allí. Al igual que se escuchan esas oportunidades, se debe saber discernir; hay muchas cosas locas que le dicen a uno, entonces se debe identificar cuál sí y cuál no. Las mujeres se deben mandar a pista, es difícil emprender y hay que estudiar. Todos los años debemos refrescar los conocimientos, deben saber a lo que van".

"Las buenas ideas deben mostrarse a los conocidos, testearse en el mercado. Una idea que se lanza al mercado ha sido arreglada, probada y ha pasado por la opinión de mucha gente", concluyó.

La paletas, aderezos y los yogures usted los puede encontrar a la venta en la mayoría de supermercados del país.