Marianela Araya: “Si fallo en primera división, no dirán que me equivoqué como árbitro, sino como mujer”

  • Conversemos

  •  

La primera jornada del torneo de verano anterior, una mujer debutó como como referí principal en el encuentro de la Universidad de Costa Rica y la Asociación Deportiva Carmelita. Marianela Araya es gafete FIFA desde el 2012 y esperó 12 años para debutar en la Primera División Masculina.

"Inicié a los 15 años. Veía que en el fútbol solo había hombres y siempre me pregunté por qué no había espacio para las mujeres. Un tiempo después, me encontré a un conocido que me invitó a realizar el curso arbitral. En ese entonces eran 20 hombres y yo", contó Marianela.

"Ha sido una etapa de retos, de quitar obstáculos, cambiar mentalidades, de mucha lucha y trabajo. Me decían que era "marimacha" y lesbiana. Cuando comencé a pitar partidos inventaban que tenía relaciones sexuales con mis superiores para estar ahí; cualquier cosa que yo hacía daba de qué hablar; al final me hice un caparazón contra las balas", agregó.

Araya es vecina de Alajuela, tiene 28 años y trabaja como profesora de contabilidad en un colegio nocturno, ya que el arbitraje no le da para vivir. Además, asegura que aún existe mucho machismo en el binomio fútbol-mujer.

"El machismo inicia desde el hogar cuando los padres le dicen a las niñas: usted debe hacer esto por ser mujer. Más de una vez me han dicho usted no puede ir a ese partido por ser mujer o cuando llego a un partido, los jugadores y el cuerpo técnico dicen: ¿pero es una mujer, cómo va a haber una mujer dirigiendo? Estoy segura que en el momento que me equivoque en primera división no dirán que me equivoqué como árbitro, sino como mujer", confesó la árbitro.

Al estar rodeada de hombres en su trabajo, defiende que el respeto debe ganarse en el campo de entrenamiento.

"El respeto se gana en la cancha cuando uno corre a la par de ellos y los deja botados. Ellos mismos ven que uno da pelea, trabaja fuerte y además conoce el reglamento", dijo.

Entrenar más sesiones es su consigna para ser la mejor en el campo.

"Yo tengo que entrenar el doble o el triple que mis compañeros. Me da lástima que la gente no vea todo el esfuerzo que hago por ser una mujer árbitro. En este mundo no existe una profesión solo para mujeres o solo para hombres", comentó.

En los últimos campeonatos, los árbitros se visto envueltos en polémicas por los constantes errores durante los partidos.

"A veces hay poca tolerancia con los árbitros. Quizá por ser mujer existe un poco de respeto a la hora de los insultos, en comparación con los referis hombres. Creo que en los estadios las personas van a desahogarse del estrés, del trabajo, de las presas etc. En tenis, ajedrez y otros deportes no se insulta tanto como en el balompié", sostiene.

Marianela dice que muchas veces los árbitros no son tratados como deportistas. Por ejemplo, cuenta que en Juegos Nacionales no le daban las meriendas porque su gafete decía árbitro y no deportista. Ella cree que el hecho de cumplir con trabajo físico, trabajo de gimnasio y de recuperación también los hace deportistas.

Hizo su debut en enero pasado, en un encuentro donde recibió elogios de entrenadores de fútbol.

"Pitar mi primer juego en el Fútbol de la Primera División, fue una experiencia inolvidable, porque fueron más de 10 años esperando esa oportunidad y cuando se me dio lo disfruté muchísimo. Cuando el partido terminó, vi las repeticiones y se podía notar que estaba muy contenta por el buen trabajo que hice. Al final yo sabía que había hecho las cosas bien, tenía que hacerlas bien sí o sí (risas)",

Al final del partido, se le acercaron a decirle que la prensa quería entrevistarla y eso no era normal para ella. Además, cuando le comentaron que ambos entrenadores habían hablado bien del trabajo de ella en la cancha, se le hizo una sonrisa de oreja a oreja.

"Quedó demostrado que las mujeres sí podemos. Yo quedé muy contenta y agradecida de que los entrenadores reconocieran el trabajo de un árbitro; no importa si es hombre o mujer, pero que reconocieran que nosotros también podemos hacer las cosas bien fue muy grato", se sinceró.

Después de ese partido, no tuvo más participación. Afirma que su no nombramiento en Primera División, puede estar ligado a problemas internos de la Comisión de Arbitraje.

"La Federación siempre me ha apoyado, pero la Comisión en sí que es la que nombra a los referis, cree que no es lo mismo enviar a Marianela Araya que solo tiene un juego en Primera División, que enviar a un hombre que tiene toda la experiencia. Trato de pensar que en eso se basan ellos para no nombrarme", afirmó.

Concluye que está en el proceso para asistir al Mundial de Francia 2019, a las Olimpiadas de Tokio 2020, y actualmente se prepara para las pruebas físicas que debe realizar para FIFA y trabaja para tener más partidos en Primera División.

A las mujeres que desean incursionar en este ámbito, les dice que no tengan miedo, que no es fácil, pero luchando y esforzándose, las cosas llegan.

Se trató de obtener declaraciones del presidente de la Comisión de Arbitraje con respecto a la falta de mujeres árbitros en Primera División, sin embargo no obtuvimos respuesta al cierre de esta nota.