La Oreja de Van Gogh. Una carta de amor para América Latina

  • Conversemos

  •  

España quiere volver a conquistar Latinoamérica pero, esta vez, a través de su música:  La Oreja de Van Gogh es la protagonista de este nuevo romance con Europa.

En una entrevista desde España, Xabi San Martín, pianista y compositor musical del grupo, le contó a Perfil cómo es grabar un disco en vivo y compartir el escenario con artistas latinoamericanos.

En el concierto grabado participaron varios artistas mexicanos.
En el concierto grabado participaron varios artistas mexicanos. FOTO: Cortesía de Sony Music ampliar


P: Esta es su primera grabación en directo. En el documental del disco ustedes decían que fueron días brutales. ¿Qué hicieron en cuanto terminaron de grabar?
X: Queríamos descansar, efectivamente, pero Leonel García, el desalmado de él, nos llevó de fiesta. Además los mexicanos saben celebrar, ¡madre de Dios! nos dijo que estábamos invitados a todo lo que quisiéramos, que él era anfitrión de México y ya te pueden imaginar cómo acabó aquello.

P: Rico el tequila…
X: Jaja. Sí, pero de verdad, el viaje de vuelta a España fue como...no sé, entramos como The Walking Dead, como zombis. Fue impresionante. Ahora ya hemos echado una pausa en los ensayos para Primera Fila, que es el show que empezaremos a tocar en todo el mundo.

P: Esta es la primera vez que comparten escenario. ¿Fue cómodo para ustedes?
X: Nosotros nunca habíamos tocado con otra gente. Nunca lo habíamos necesitado. Fue absolutamente nuevo. De pronto volvieron los miedos de las primeras veces, volvíamos a estar inseguros. Eso fue bonito. Después de tantos años, seguir sintiendo ese tipo de nervios, seguir sintiéndote novato, yo creo que creativamente es muy bueno. En un estudio todo es maravilloso, pero es frío. En vivo no hay ni trampa ni cartón, todo es como ha ocurrido esa noche. Y se nota, el tiempo de las canciones no es matemático ni la afinación de la voz.

P: Decían en el documental (incluido en el álbum) que esperaban tener muchos roces entre ustedes por estar día y noche metidos en un estudio durante diez días.
X: Me dices que fueron diez días, me hubieses dicho que pasaron tres o cuatro y te hubiese creído igual. Fueron días de música al cien por cien. Repasando, retocando, tocando con Natalia Lafourcade, con Leonel. Como cuando un niño tiene un juguete nuevo y se le pasa el tiempo volando.

P: Dicen que el sencillo El primer día del resto de mi vida está destinado a “ser un himno”. ¿Cuál es la historia de esta canción?
X: Teníamos la música y de pronto, dándole vueltas, nos apetecía coquetear o experimentar con ritmos tipo hip hop soul. Queríamos que fuera una canción un poco más descarada con un tema que nos han pedido mucho:  el amor es muy bonito pero también necesitamos alguna canción que hable de cuando una situación sentimental va mal. Es descarada pero positiva.



P: Dice Paul Forat (director artístico) que esta es una producción que atraería un nuevo público.  
X: Yo creo que esto se puede enfocar desde muchos ángulos. Son canciones que es fácil que te gusten. Y aunque no te guste el grupo, vas a ver buenos músicos, una realización maravillosa, incluso aunque ni siquiera te guste la música, puedes ver cómo es un grupo por dentro. Puedes ver la historia del grupo (en el documental). Yo creo que eso es curioso de ver.
El arraigo de Leire

P: Leire (vocalista) cree que este disco es como un antes y un después.
X: Hemos aprendido un montón de cosas. El abrir nuestra mente a colaboraciones, a duetos, el creer en nuestras canciones, el grabar en directo nos ha dado retos, armas, elementos y trucos que antes no manejábamos. Nos ha enriquecido mucho.

P: ¿En qué etapa diría que se encuentra el grupo?
X: Estamos en una etapa preciosa, de la consolidación absoluta de Leire, de la música y la amistad por encima de los problemas. Después de aquel trágico día en que nos dejó Amaia, yo creo que hemos aprendido que la amistad ha hecho continuar a La Oreja de Van Gogh. Este año que viene estará repleto de música y de conciertos en toda América. Es un momento realmente dulce. Ahora tenemos hijos y familias, pero seguimos con la misma pasión por la música como amigos casi hermanos que somos.

P: Ustedes se conocieron siendo mucho más jóvenes, sin familias por aparte. ¿Cómo ha cambiado esa realidad?
X: De hecho cuando vamos de gira nuestras mujeres van juntas al parque y hacen cosas juntas. Las chicas más mayores cuidan de los pequeños, que son como el mío, por ejemplo. Es prácticamente una familia. Hay familias naturales con mucha menos relación que nosotros, que somos una familia artificial.

P: Cuando Amaia estaba en el grupo decían que aquello era como un matriarcado. ¿Eso se mantiene ahorita con Leire?
X: No, yo creo que somos cinco hermanos todos. Jajaja. Leire pone un poco de orden cuando nos ponemos a perder el tiempo. En eso es la parte más sensata. Tanto como matriarcado, no lo sé.

P: Ustedes tienen muchísimos seguidores y seguidoras adolescentes. Sin embargo, ya son gente madura de treinta y más. ¿Cómo acercan su música a ese público?
X: Nos encanta comprobar que, a pesar de que nosotros y nuestros seguidores originales seguimos creciendo, siguen sumándose a nuestra música los más jóvenes. ¡Es como si mantuviéramos intacta un pequeña parte de nosotros que se resiste a crecer! Por ejemplo, mucha gente joven está conociendo ahora, en 2013, canciones como La Playa, Rosas o Jueves gracias a este Primera Fila.

PUBLICADO: 07 de Enero, 2014 AUTOR: