Premios Óscar abrieron un espacio para discutir los derechos de la mujer

  • Conversemos

  •  

Ahora que la alfombra roja ya fue enrollada y guardada hasta el año que viene y se terminaron las fiestas que parecían interminables, el impacto y las repercusiones de lo que sucedió durante la ceremonia de los Oscar el domingo pasaron de la alegría de los ganadores a una polémica que pone en cuestión a la política de géneros en Hollywood y más allá.

Es que en una ceremonia sin demasiados momentos emocionantes, el discurso de Patricia Arquette, ganadora como mejor actriz de reparto, fue uno de los momento más recordados de la noche:

"A todas las mujeres que han dado a luz y pagan sus impuestos, ha llegado el momento de tener el mismo salario (que los hombres) y los mismos derechos para las mujeres en Estados Unidos", dijo la actriz en su discurso, el cual provocó una ola de fuertes críticas en las redes sociales.

"Las mujeres pobres y trabajadoras de este país están pidiendo ayuda desde hace décadas. Si yo tengo 'privilegios' o una voz que será escuchada, hablaré sobre el tema", tuiteó Arquette ayer, luego de la catarata de comentarios negativos que recibió por sus posturas, especialmente porque muchos le criticaron que "exigiera" el apoyo a otras minorías oprimidas y discriminadas.

"Fui madre soltera a los veinte años. Sé cuán difícil puede ser pagar los pañales y la comida. Expliquen por qué se les paga menos a las mujeres", escribió la actriz en una serie de mensajes por Twitter como respuesta a quienes cuestionaban su derecho a hablar sobre el tema por ser una artista de Hollywood.

"No me hablen sobre privilegios. De chica viví bajo la línea de pobreza. No importa dónde esté hoy, jamás olvidaré la lucha de las mujeres", aclaró Arquette para zanjar la disputa, que también se avivó por la decisión de otra nominada que se negó a contestar preguntas sobre su vestido en la alfombra roja.

"Preguntame más", eso fue lo que pidió Reese Whiterspoon, nominada a mejor actriz por su papel en Alma salvaje a través de su cuenta de Instagram horas antes de la ceremonia.

J.K. Simmons, Óscar a mejor actor por "Whiplash", Patricia Arquette, Óscar a mejor actriz secundaria por "Boyhood", Julianne Moore, Óscar a mejor actriz por "The Imitation Game", y Eddie Redmayne, mejor actor por "The Theory of Everything".
J.K. Simmons, Óscar a mejor actor por "Whiplash", Patricia Arquette, Óscar a mejor actriz secundaria por "Boyhood", Julianne Moore, Óscar a mejor actriz por "The Imitation Game", y Eddie Redmayne, mejor actor por "The Theory of Everything". FOTO: EFE. ampliar

Decidida a rebelarse para elevar el nivel de las preguntas que suelen verse obligadas a contestar las actrices frente a los cronistas de la alfombra roja, Whiterspoon se sumó al movimiento AskHerMore (pregúntenle más a ella).

"Se trata de inspirar a los cronistas a hacer preguntas más creativas en la alfombra roja. Amo los Oscar y la moda tanto como muchos de ustedes, pero también me encantaría contestar otras preguntas", escribió Witherspoon.

Sin embargo, esa es otra polémica que pone en evidencia la desigualdad de géneros que se esconde detrás del brillo y el glamour.

PUBLICADO: 25 de Febrero, 2015 AUTOR: