Entre costuras: Bolsos que atesoran historias

  • Conversemos

  •  

Entre donaciones, horas de trabajo, cursos de confección y diseños de manufactura 100% nacional, pasan los días las ocho mujeres emprendedoras de "Entre Costuras", un proyecto de voluntarias que beneficia a mujeres de bajos recursos.

El taller está ubicado en La Carpio y al día producen alrededor de 16 diseños diferentes que luego venden para su beneficio.

Con frunces en el rostro, muestra del trabajo de años, Marisol Quezada, cuenta que se ofreció como profesora de corte y confección. La ahora directora del grupo aseguró que quería enseñar lo que mejor sabe hacer y así nació está pequeña empresa.

En este emprendimiento participan mujeres a quienes se les dificulta conseguir un trabajo por su "avanzada" edad, el cuido de sus hijos y la ausencia de una educación formal que las respalde.

"Vamos a cumplir un año. Comenzar un emprendimiento no es fácil, tiene que ser una persona que realmente desee estar ahí. Hemos tenido muchas compañeras y se van porque el ingreso que tenemos no se compara con un salario mensual", comentó Marisol, una nicaragüense radicada en nuestro país.

Aquí impera la democracia. Antes de lanzar un producto, confeccionan una muestra que someten a votación para decidir si sale o no al mercado.

"El primer bolso que hicimos fue porque una compañera recogió uno que habían tirado a la basura, lo trajo e hicimos la primera muestra con las medidas del bolso. De ese modelo hemos sacado varios diseños, lo vamos perfeccionando y el primero lo conservamos como una reliquia", aseguró Quezada.

Entre costuras, crea sus diseños por donaciones que hacen diferentes empresas de telas y viniles.

"El vinil con el que hacemos varios de nuestros productos, es una donación que nos hace un señor que tiene fábrica para tapizar autos, él nos guarda los retazos que ya no le sirven y que antes tiraba a la basura. Cuando hacemos un modelo grande como un bolso quedan pedacitos insignificantes que tienen un gran valor para nosotros, de ahí es de donde nacen los monederos", dijo.

Los productos que fabrican son: cosmetiqueras, loncheras, estuches para laptop, bolsos de mercados, las cartucheras de viaje, bolsos de mano y monederos.

Quezada añade que cada día irán preparando diferentes modelos, entre ellos portapasaportes, licras y vestidos. Sus productos cuentan con el plus de poder diseñarlos al gusto del cliente.

Entre Costuras trabaja en la apertura de una pequeña tienda en la Cueva de Luz, La Carpio. Ya ofrecen envíos a todo el país.