La hora de Felipe VI

  • Conversemos

  •  

El que fuera el príncipe soltero más cotizado de Europa y, por muchos años, los ojos de la reina Sofía, hoy es un padre de familia con una sólida formación académica.

Contrario a su padre, Juan Carlos I, tuvo una infancia feliz, al lado de una madre amorosa y un padre afectuoso. Tras su nacimiento, el 30 de enero de 1968, la prensa española tituló en primera página: “Ha sido varón”, convirtiéndose en el heredero absoluto de la Corona.

Desde que salió del vientre de su madre su vida ha sido programada para ser un día rey de España. Una vez Fidel Castro le comentó a don Juan Carlos: “Ese hijo tuyo tan alto y tan buen mozo, ¿Qué hace? ¿Es una especie de vicerrey o algo así?”. El monarca respondió: “Ser heredero es prepararse para ser rey”.

El rey Felipe VI deberá afrontar muchos desafíos si quiere salvar el futuro de la Corona española.
FOTO: AFP y EFE ampliar

Y eso es lo que ha estado haciendo durante los 46 años de sus existencia. Realizó los estudios primarios en una escuela privada frecuentada por la clase alta de la sociedad madrileña. Luego, la ruptura del cordón umbilical: lo mandaron a realizar la secundaria al Lakefield College School, instituto muy selecto y burgués, en Canadá. Concluida la secundaria, en el frío canadiense regresa a España. Recibió el primer encuentro con la realidad al jurar la Constitución. Con 18 años frecuentó tres años de academias militares, un paso obligado para el Príncipe, pues la Constitución atribuye al Rey el control supremo de las Fuerzas Armadas.

Dueño de una mirada limpia, Felipe VI es el primer soberano español en haberse sentado en el pupitre de una universidad pública (graduado en derecho y economía en la Universidad Autónoma de Madrid). Sus profesores han dicho que fue siempre un buen alumno, aunque estudiaba la víspera de los exámenes. Al final se graduó con sobresaliente en su doble titulación.

Prosiguió sus estudios en relaciones internacionales en la Universidad de Georgetown, en Washington, Estados Unidos. Lejos de casa vivió los años maravillosos, rodeado de estudiantes jóvenes de todo el planeta, compartiendo apartamento con algunos compañeros y moviéndose más o menos libre.

"“Debe mantener la unidad de los ciudadanos y del país, recuperar el estado social en una fase de crisis económica todavía sin resolver y afrontar la corrupción tan arraigada en los partidos”. Fernando Savater."

Con el tiempo, se ha convertido en el trapito de dominguear de la Corona en Latinoamérica. Desde 1996 asiste a las investiduras de todos los presidentes latinoamericanos y ostenta muy buenas relaciones con políticos y empresarios de las excolonias.

La hora de Felipe VI llega en un momento delicadísimo para la Corona. Es cierto que el nuevo rey goza de un índice de popularidad muy bueno y alcanza el 77% de aprobación de la ciudadanía, pero es casi el mismo porcentaje (76%) de españoles que votarían a favor de que España se convirtiese en una República si se realizara hoy mismo un referéndum.