Mascarillas naturales para conseguir una piel de envidia

  • Conversemos

  •  

Puntos negros, acné, arrugas y falta de brillo son solo algunas de las consecuencias que sufre nuestra piel por la exposición al sol sin protección, el uso excesivo de maquillaje, la hidratación deficiente y hasta la dieta poco saludable.

Muchos de estos problemas se pueden reducir o eliminar con productos naturales, solo tiene que elegir el adecuado para su tipo de piel. Antes de aplicar la mascarilla se debe lavar el rostro para eliminar el polvo y el sudor.

Mascarillas exfoliantes: Eliminan las células muertas y las secreciones de la piel.

Miel y almendras

Triture dos almendras hasta que sea un polvo muy fino, mézclelo con una cucharada sopera de miel y añada una cucharadita de jugo de limón. Aplíquelo suavemente en el rostro, dando masajes circulares, deje secar durante 15 minutos y luego enjuágate con agua tibia.

Miel que relaja

Aplique miel de abeja uniformemente por el rostro. Deje actuar durante quince minutos y luego retire con agua fría.

Avena para refrescar

Licúe o triture media taza de avena, agregue media cucharadita de miel de abeja, dos cucharadas de leche, dos gotas de aceite de geranio y dos gotas de aceite de manzanilla. Aplique con los dedos mediante masajes circulares. Deje actuar durante 15 minutos y retire con agua tibia. Si tiene piel grasa puede añadir a la mezcla 5 gotas de jugo de limón.

Mascarillas hidratantes: Evitan la evaporación del agua de la piel y ayudan a reducir arrugas.

Banana y sábila

Triture un banano maduro, agregue dos cucharadas de sábila y mezcle. Aplique sobre rostro y cuello suavemente. Espere 15 minutos y retire la mascarilla con agua fría para activar la circulación.

Pepino

Para hacer esta mascarilla solo pele y triture un pepino hasta obtener una pasta (guarde dos rodajitas para los ojos), aplique por todo el rostro y descanse por 15 minutos. Retire con abundante agua fría.

Mascarillas renovadoras contra arrugas y ojeras: Eliminan las células muertas de la capa superficial y aceleran la renovación celular, además suavizan las arrugas y eliminan las ojeras.

Rostro terso

Combine dos cucharadas de miel con una clara de huevo batida. Mezcle con una cucharada de jugo de limón y aplique en el rostro con un suave masaje. Deje actuar durante 20 minutos y enjuague con leche descremada tibia.

Rosas y juventud

Solo necesita triturar los pétalos de cinco rosas frescas hasta crear una pasta. Aplique y deje actuar durante 15 minutos. Retire con agua fría.

Yogur anti arrugas

Mezcle una taza de yogur natural con una cucharadita de semillas de hinojo y otra de hojas de esa misma planta, trituradas. La crema debe ser homogénea cuando la aplique en el rostro déjela durante 20 minutos y retire con agua tibia.

Contra acné, espinillas y manchas: Estos problemas se pueden reducir si tenemos paciencia y usamos los productos adecuados.

Granitos y puntos negros

Solo parta un tomate a la mitad y páselo por el rostro. Deje actuar por 15 minutos y retire con agua tibia.

Aclarar manchas

Mezcle una cucharada de miel de abeja y una cucharada de jugo de limón. Aplique con un algodón y deje actuar durante 20 minutos. Retire la mascarilla con agua mineral. Es importante que limpie bien, pues exponerse al sol con limón, estimula la aparición de manchas. Preferiblemente realice este procedimiento durante la noche.

Mascarillas estimulantes: Estimulan los vasos capilares superficiales y favorecen la nutrición de los tejidos.

Piel reseca

Triture cinco fresas y mezcle con una cucharada de miel de abeja. Aplique esta crema en la piel y deje actuar por 20 minutos. Retire con agua fría.

Crema nutritiva

Luego de exfoliar la cara lo mejor es aplicar una crema nutritiva que estimule las células. Combine una cucharada de miel de abeja con una cucharada de agua mineral, una cucharadita de agua de rosas y una cucharada de yogur o leche. Aplíquelo con un algodón y deje actuar 15 minutos. Retire con abundante agua fría.