Mercedes Benz Fashion Week Guanacaste. Moda sobre la arena

  • Conversemos

  •  

Todos los colores del verano caminaron ayer sobre la arena, en medio de un inmenso mar blanco. El Mercedes Benz Fashion Week tuvo este domingo su tercera edición que, a su vez, fue la primera que se realizó en Guanacaste.

Aunque la hora de inicio se había fijado para las 7 p. m., fue hasta las 8:38 p. m. que se inició la actividad, con la marca comercial Bajo Aqua. Poco antes, el público había llegado fiel al código de vestimenta de la noche: blanco total.

No faltó un punto gris o rojo en medio de la extraordinaria estructura sobre la cual se montó la pasarela, pero la mayoría de los asistentes lucieron vestidos, pantalones de lino o de manta acordes a lo fijado por la organización.

Leonora Jiménez con una traje de Guayaberi.
Leonora Jiménez con un traje de Guayaberi. FOTO: Jeannina Cordero. ampliar

Para la playa

Bajo Aqua abrió la jornada con 32 estilos, entre los que predominaron los estampados elaborados y con texturas: guacamayas, piñas o parajes tropicales hallaban un espacio en los trajes de baño y salidas de playa. Los estampados con motivos marineros o geométricos también sobresalieron en algunos de los diseños.

El trabajo de Marcelle Desanti fue el primero con sello tico en hacer su aparición. Seis modelos posaron por breves segundos al inicio de la pasarela y volvieron al backstage para iniciar segundos después un desfile compuesto por 24 salidas, todas inspiradas por un cuadro de la artista plástica Alejandra Odio.

Desanti mantuvo la unidad temática en su colección a través de los estampados que realizó mediante la técnica de la sublimación. Para no caer en la repetición excesiva del estampado, Desanti demostró su creatividad con la variedad en los cortes de los vestidos de baño, salidas de playa, turbantes y enterizos.

Leonora Jiménez con Javier Madrigal, creador de la marca Aquarella, en el cierre del Fashion Week Guanacaste.
Leonora Jiménez con Javier Madrigal, creador de la marca Aquarella, en el cierre del Fashion Week Guanacaste. FOTO: Jeaninne Cordero. ampliar

La noche de la moda veraniega continuó con dos marcas comerciales: Cascatta Swimwear y Café Swimwear. La primera presentó ropa de playa más tradicional, con algunas piezas con estampados florales y animal print.

Cada modelo desfiló con llamativos accesorios de corte tribal: plumas en el cabello, brazaletes. Colgantes que simulaban colmillos acompañaron y, en ocasiones, le robaron protagonismo a la vestimenta.

Café Swimwear, por su parte, mostró una degradación de colores. Desde el naranja hasta el azul, mostró varios trajes por cada tono. La abundante presencia de estampados de las firmas anteriores acá no era tan evidente. La muestra de Café Swimwear culminó su presentación con Leonora Jiménez en un traje blanco con detalles multicolores.

Detalles Masculinos

Alrededor de las 9:30 p. m., la intensa jornada de la moda estaba apenas por la mitad con la aparición del desfile de Arturo Calle, única marca de moda masculina. La combinaciones fueron apuestas arriesgadas para los hombres costarricenses.

La pasarela se inició con ropa casual, pero paulatinamente fue mostrando combinaciones más elegantes. El punto central era la presencia de prendas aptas para los días calurosos: blazers livianos, pantalones y shorts de colores, y camisas de algodón con colores claros.


Ciere a la altura tica

La nacional María Lourdes Castro, propietaria de la marca Guayaberi, mostró una colección donde abundaron los estampados superpuestos y se jugó con la textura en los laterales de los vestidos de baño y salidas de playa.

Parte de los trajes estaban realizados con colores alegres, y otros, como si del contraste entre el día y la noche se tratara, eran negros con blanco, con diseños de piel de animal y pequeñas franjas de color.

El cierre llegó por parte de Aquarella, marca del diseñador Javier Madrigal. Fueron 30 salidas, todas con vestidos de baño que forman parte de una colección que ya se vio este año en la Mercedes Benz Fashion Week de Miami.

Los trajes de Madrigal abarcaron una variada paleta de colores, como turquesa, azul, rosado, naranja, verde... Se destacó el uso de transparencias en las fibras de algunos de los trajes de tono negro, que le brindaban personalidad. Los cortes geométricos y asimétricos de cada uno de los trajes estaban pensados para resaltar la figura femenina.


PUBLICADO: 29 de Diciembre, 2014 AUTOR: