Guía para conocer los instrumentos de ahorro

  • Conversemos

  •  

No hay que ser un experto en finanzas para saber cómo invertir mejor nuestro dinero.

Conocer los instrumentos bancarios de ahorro es muy sencillo. Davivienda ofrece diversas posibilidades que cubren las necesidades de todos los clientes.

Una vez que te decidiste a ahorrar, la duda es cómo. Si, por ejemplo, te depositan el salario en una cuenta corriente, y tu ahorro consiste en dejar una parte sin tocar, estarás perdiendo dinero en el largo plazo porque esas cuentas pagan intereses muy bajos.

Davivienda, ahorro
Conocer los instrumentos bancarios de ahorro es muy sencillo. Davivienda ofrece diversas posibilidades que cubren las necesidades de todos los clientes. FOTO: ampliar

Entonces, si la meta es a varios años o meses plazo (por ejemplo, sabemos que dentro de diez meses hay que hacer una fiesta de quinceaños), podemos escoger un instrumento que nos otorgue mejores intereses.

También es posible ahorrar con un plan que permita obtener los recursos en cualquier momento. Por ejemplo, para una emergencia médica o si el carro va a necesitar una reparación pronto.

"Es importante pensar bien antes de decidirse por un instrumento de ahorro de largo plazo –como un certificado de depósito- pues si necesitamos el dinero antes, nos cobrarán un rebajo por el pago anticipado. "

Davivienda te ofrece estas opciones

Cuenta maestra: Es una cuenta a la vista; es decir, el dinero siempre estará disponible.

Cuenta de ahorro: Ideal para metas de corto plazo, pues podés utilizar la tarjeta en cualquier momento y recibís intereses sobre los saldos promedio.

Cuenta suma sueños: Permite administrar el dinero de forma eficiente, pues brinda acceso a comercios y cajeros automáticos

Plan futuro: El dinero se debita automáticamente de tu cuenta. Vos definís el monto y el plazo, que va de 3 a 60 meses.

Certificado de depósito a plazo: El dinero crece con mejores tasas. Podés cobrar los intereses mensual, bimensual, etc., o bien irlos agregando al principal, para que el monto siga creciendo en cascada. Es decir, si invertiste 500.000 colones y obtuviste un rendimiento de 30.000, la siguiente vez los intereses se calcularán sobre 530.000.

Etiquetas