Una cuenta de ahorro para tus hijos

  • Conversemos

  •  

Hay papás que les abren a sus hijos una cuenta de ahorros desde su primer día de vida.

Es una excelente forma de recibirlos en este mundo: preocuparse por su futuro financiero desde muy temprano.

Davivienda, ahorro
Para abrir una cuenta de ahorro en cualqueir institución es necesario presentar el acta de nacimiento del pequeño, una certificación de ingresos de la mamá o el papá y un recibo donde aparezca la dirección de la casa. FOTO: ampliar

Cuando son niños pequeños, una cuenta de ahorros a su nombre es una eficiente manera de separar recursos para sus gastos. Más adelante, si ya son responsables de administrar su propio dinero, los introducirá en el mundo de la economía y les dará lecciones para cuando sean adultos.

En el banco Davivienda es muy sencillo abrir cuentas para los niños y adolescentes. Hay un producto ideal para estos casos llamado cuenta Suma Sueños.

Solo es necesario presentar el acta de nacimiento del pequeño (que podés conseguir incluso en el propio banco), una certificación de ingresos de la mamá o el papá (orden patronal, constancia de salario) y un recibo donde aparezca la dirección de la casa.

­Si la cuenta la tramita otra persona que no sea el padre o la madre, debe llevar un documento que la acredite como tutora.

­En la cuenta podés ir depositando el dinero periódicamente. Recordá: aunque se trate de un niño muy pequeño que aún no puede utilizar una tarjeta, siempre podés abrir este instrumento de ahorro a su nombre.

­El trámite queda listo el mismo día y el plástico (la tarjeta a nombre de tu hijo) se retira a las 48 horas.

­La cuenta Suma Sueños es un producto de débito, no de crédito. En este caso, siempre tendrás la certeza de que no podrá pasarse de la cantidad que le depositaron. De hecho, no es recomendable darle a un menor una tarjeta de crédito adicional, en el tanto hay instrumentos de débito que pueden cumplir la misma función.

­Los papás siempre podrán mantener un estricto control del uso que se le da a la cuenta, mediante los estados que Davivienda envía periódicamente y que son muy sencillos de leer. Es bueno estar revisando esta información y, si es del caso, repasarla junto a tu hijo.

Llevá a tus hijos al banco, para que desde niños se familiaricen con lugares financieros y no piensen que el dinero es solo cosa de adultos. Mostrales cómo funciona el cajero automático, en el entendido de que esa plata no se las está regalando el banco.