Artisano: una cafetería que hace del valor agregado un modo de vida

  • Conversemos

  •  

El día en que Glenda y Luis Carlos iban a inaugurar Artisano, no había electricidad en el centro comercial. "Queríamos abrir el 30 de noviembre, teníamos todo listo, era un lunes y no había luz, ya estaba la repostería y no podíamos hacer nada. La gente empezó a llegar porque hicimos bastante publicidad y ni siquiera podíamos encender la máquina para hacer café, al final abrimos el primero de diciembre", explicó su propietaria Glenda Arce.

Varíos meses después de los apuros de ese primer día, Artisano se ha convertido en un ode esos lugares donde uno quiere probarlo todo: los postres, los sándwiches y hasta las sopas, que sirven en un bowl de pan.

Luis Carlos Moreno, pareja de Glenda y también dueño del lugar, explicó que manejan un concepto orgánico y saludable, todos los ingredientes son orgánicos, con el fin de darle un valor agregado a sus productos.

"Nos enfocamos en buscar calidad de proveedores, verduras, vegetales, los huevos, por ejemplo son de pastoreo, el café vamos hasta la cooperativa de Dota y lo traemos desde ahí. Son los pequeños productores quienes hacen grande lo que ofrecemos a los consumidores", detalló Moreno.

Antes de aventurarse en Artisano, Glenda, quien estudió administración de empresas, trabajaba en una compañía de seguridad, y Luis Carlos estudió gastronomía. Luis Carlos comentó que hace tiempo querían montar un proyecto gastronómico, sin embargo, cada uno estaba trabajando en lo suyo. El azar los hizo encontrar el local donde se ubican actualmente y decidieron probar. Ahora ofrecen platos desde ¢1000 y hasta los ¢3900.

"Todo inicio es difícil, especialmente en diciembre cuando abrimos, porque la gente andaba con las compras de Navidad. No obstante, el lugar ha ido creciendo y hemos tenido bastante aceptación, comentó Luis Carlos.

Muestra de esto es que Glenda mencionó que se les hizo pequeño el lugar. "Hay momentos en que se nos llenan todas las mesas, y uno sabe que hay gente esperando y pensamos "¿Dónde los ponemos a todos?". Esa es una sensación de felicidad y frustración a la vez: el deseo de atenderlos a todos rápido aunque se deben hacer las cosas con calma para que todo salga de la mejor manera".

En Santa Ana

  • Dirección: Del Lagar de Santa Ana, 25 metros al norte. Centro comercial Paseo Lindora.

  • Horario: Lunes a sábado de 9 a.m. a 7 p.m.