Festival ofreció más de 120 razones para disfrutar de la cerveza artesanal

  • Conversemos

  •  

"Hay que chinearla, disfurtarla, cuidarla, sentirse orgullosa de sus mejores logros y siempre mostrar lo mejor de ella. Porque sí, hacer una cerveza artesanal es como tener un hijo", afirmó la cervecera Natalia Rodríguez.

Eran las 11:00 am y todos estaban listos. Tanto los asistentes como los cerveceros estuvieron esperando este evento desde hace mucho tiempo. El fuerte sol no fue un impedimento para que ticos y muchos extranjeros se reunieran el pasado sábado 12 de marzo en el V Festival de Cerveza Artesanal, en Avenida Escazú. Allí, cientos de personas fueron a degustar más de 120 estilos de cervezas artesanales, fabricadas por 31 microcervecerías.

Natalia Rodríguez es una de esas mujeres que se ha unido a un mercado que, anteriormente, estuvo dominado por hombres . Ella y su esposo crearon  Hoppy Ideas Brewing CO, una cervecería casera que da sus primeros pasos en el mercado artesanal. A sus 32 años, la graduada en Relaciones Internacionales y estudiante de Ingeniería Química en la Universidad de Costa Rica, se dedica de todos los procesos químicos y las recetas para hacer una cerveza.

CONOZCA MÁS: Lo que debe saber antes de probar una cerveza artesanal

"Si usted me preguntará hace diez años si me veía haciendo esto, diría que no, pero acá estoy y es algo muy emocionante, ningún día es el mismo. La cerveza artesanal provoca que usted ponga a prueba la creatividad y no hay nada más gratificante que escuchar que tu cerveza fue la mejor de todo el lugar", indicó Rodríguez.

LEA MÁS: ¿Qué comer con su licor favorito?

Otras microempresas, como Arboleda Cervecería Artesanal, nació por una iniciativa de cinco amigos amantes de la cerveza. Lo que al inicio fue un hobbie se ha traducido en creaciones como la Caoba y la Surá, que se degustan en varios lugares.

Por otro lado estaba la Cervecería Calle Cimarrona, quienes decidieron hacer un producto 100% costarricense. Identificados con las mascaradas, Calle Cimarrona da cerveza hechas con productos nacionales, de hecho una de las particularidades es que sus levaduras son extraídas de frutas nacionales, creando un estilo nacional silvestre.

Y es que de eso se trató este V Festival, de acercar el público tico a nuevos sabores, a un mercado que no para de crecer.