Llanes, Asturias...si yo pudiera cantarte

  • Conversemos

  •  

El norte de España es un destino insospechado para los viajantes de la península ibérica.

Llanes, es un hermoso pueblo o concejo de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias, situado en el norte de España. Limita al norte con el más Cantábrico, al sur con Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja, al este con Ribadedeva y al Oeste con Cangas de Onís y Ribadesella. Su perfecta ubicación nos permite, alquilando un carro poder disfrutar no solo de las bellezas de Llanes sino también explorar estos otros sitios cercanos.
En la Edad Media estas tierras eran llamadas tierras del Aguilar (y la villa de Llanes Puebla de Aguilar), su centro administrativo estaba en el castillo de Soberrón, situado en la sierra del Cuera, donde aún afloran sus restos. 
Las tradiciones, la gastronomía y las fiestas de la región son famosas por su colorido e historia. Llanes es un municipio de gran atractivo turístico y, debido a ello, en lo últimos años ha tenido un notable crecimiento urbanístico, impulsado por su propio ayuntamiento, con preocupantes efectos ambientales y paisajísticos que han supuesto, entre otros, la desaparición o grave alteración de sus paisajes más emblemáticos: La Talá, San José, Tieves y Camplengu. Sin embargo, y pese a ello, sigue conservando su gran atractivo.

Ambiente nocturno en Llanes.
FOTO: Paulo Lara ampliar

Las mejores fechas
Julio es el mes más propicio para visitar la zona, que es cuando se celebra La Magdalena, en agosto es la Fiesta de San Roque (Llanes) y en setiembre, La Guía,  una de las más concurridas y populares en la villa de Llanes. Aunque la patrona de la Villa es Nuestra Señora del Conceyu, celebrada el 15 de agosto.
También es muy popular la fiesta de Santa Ana que acontece el 26 de julio, donde las cofradías marineras sacan en procesión por el mar la imagen de Santa Ana, se ofrece una oración y unas coronas de flores como recuerdo a los marineros fallecidos y, de vuelta a la Capilla, finaliza todo con la tradicional Danza Prima.
Si bien Llanes es un pueblo pequeño, guarda aún muchas tradiciones y detalles propios del norte de España y el cual se recomienda para aquellas parejas de novios, recién casados o cualquier persona que desee aventurarse en sitios llenos de magia para vivir experiencias inolvidable. No está de más recordar su peculiar gastronomía en la que recomiendo la sidra y no perderse la tradicional forma de tirarla, algo único y solo visto en estas regiones del norte de España. También anímese a probar el chorizo a la sidra, manjar digno de degustar y que, de seguro, hará las delicias de todos aquellos comensales que se aventuren con estos nuevos sabores, sin olvidar también, el queso típico: el queso de cabrales; eso sí, se advierte que es bastante fuerte para los paladares delicados pero que es toda una delicatesen que no deberían perderse.
Uno de los sitios de visita de rigor es una obra de reciente realización: “Los Cubos de la Memoria” del pintor Vasco Agustín Ibarrola, obra un tanto controversial que consistió en pintar con diversos motivos los bloques de hormigón que protegen el puerto de la villa.
Tampoco se pierda el lugar donde estuvo el viejo teatro (El Teatro Benavente), derribado hace algunos años; se encontraba construido sobre el río como un viejo molino; insólito para un teatro.

Solo en Llanes se sirve de la sidra de esta manera.
FOTO: Paulo Lara ampliar

Pesca viva
Hoy día, Llanes sigue siendo un puerto de pesca activo, con su economía sostenida por el turismo, especialmente por los visitantes del resto de España, durante el verano.
La villa tiene una buena selección de tiendas y restaurantes tradicionales, tanto en la misma villa como en sus alrededores y la zona de bares está muy animada en las noches de verano. Tres playas y un paseo espectacular sobre el acantilado, el Paseo de San Pedro, añaden encanto a la atmósfera costera.
Destacan también las llamadas playas de interior, como Cobijeru y Gulpiyuri. Son pequeñas playas de arena situadas en el interior, separadas del mar por la pared de acantilados. Desde ellas no se divisa el mar, aunque están solo a unas decenas de metros de él. El agua de mar entra y sale, por efecto de las mareas y el oleaje, a través de pequeñas cuevas.
En tres zonas de su costa se encuentran los llamados bufones, agujeros creados por la erosión a pocos metros del borde acantilado y comunicados con el mar, por los que salen columnas de agua de mar pulverizada por efecto de la presión de las olas.
Son famosos los Bufones de Pría, los Bufones de Arenillas, el Bufón de Santiuste y Bufón de Santa Clara, imposibles de perder durante su visita a esta mágica zona de España.


Viajar a Llanes
Asturias queda, 495 km de Madrid y en carro se pueden tardar unas 6 horas en llegar. El precio de un auto alquilado es de $17 por día aproximadamente.
El Avión es una opción y hay tres aeropuertos cercanos:
     * Aeropuerto de Santander a 88 km de distancia; en donde un viaje desde Madrid cuesta unos $95.
    * Aeropuerto de Asturias a 132 km de distancia; desde la capital de España el vuelo cuesta $125.
     * Aeropuerto de Bilbao a 196 km de distancia; volando desde Madrid el viaje sale en $111.
Todos estos precios son aproximados y varían mucho dependiendo la época elegida para el viaje ya que en julio y agosto los precios se incrementan por ser el periodo de vacaciones en España y Europa. Además, a estos viajes hay que sumarles el precio del aeropuerto a Llanes pudiendo también alquilar un carro en cualquiera de estos aeropuertos o bien terminar el recorrido en autobús.
Y si prefiere llegar autobús, tome en cuenta que son unas 8 horas y 15 minutos con la empresa ALSA, cuyo boleto vale $162, haciendo transbordo en Oviedo.
Si opta por el tren solo se podría viajar hasta Oviedo y desde allí en autobús hasta Llanes. El trayecto Madrid-Oviedo cuesta unos $90.

¡Buen viaje!
La oferta hotelera no es tan amplia como en las grandes ciudades españolas, por lo que si viaja a Llanes conviene reservar con antelación.
Pero aún así tiene buenos y variados hoteles a partir de 2 estrellas desde $68. También, si viaja en auto, se puede acampar en zonas especiales por la módica suma de $20.
Otra opción es reservar cabañas a partir de $75 la noche, con espacio para 4 o 6 personas, pagando la misma cantidad entre una persona, 4 o 6 con lo cual, al compartir la cabaña puede resultar muy cómodo.
Estas zonas de acampada y cabañas están un poco más alejados y conviene, por lo tanto, tener medio de transporte propio, para así sacarle jugo al paseo. Pero siempre es mejor si pueden reservar hospedaje en el mismo pueblo de Llanes.