Panamá: el destino con sabor a ciudad, vida y descanso

  • Conversemos

  •  

La ciudad de Panamá es simplemente impresionante. Sus edificios de decenas de pisos, con vitrales que encandecen durante las mañanas, su malecón que invita a disfrutar del deporte y la vida activa, y su acelerada vida nocturna son excusa suficiente para animarse a visitar este destino.

A tan solo una hora en avión desde Costa Rica, tendrá a su disposición toda una ciudad para descubrir.

Una excelente opción para hospedarse es el Le Méridien Panamá. Este hotel cuenta con vista a la Bahía de Panamá. Está ubicado a pocos minutos de los centros comerciales más reconocidos de la ciudad y es de muy fácil acceso.

La experiencia inicia desde su umbral, donde se fusiona el estilo, el arte, el buen gusto y la elegancia. Sus instalaciones cuentan con una lujosa decoración que inunda cada espacio, desde el lobby hasta las suites.

Su estilo, catalogado como boutique de lujo, lo hace que se perciba como uno de los hoteles más prestigiosos de la ciudad.

Sus espacios de esparcimiento son variados e invitan a usar las instalaciones para reuniones de negocios o para relajarse en el spa con hidroterapias, sauna y sala de relajación. 

Para los antojados, Le Méridien Panamá cuenta con el restaurante Latitudes, un espacio que se transforma durante el día para ofrecer una experiencia única en cocina fusión. Ahí, cada plato trae impresa la esencia de la gastronomía tradicional panameña, pero con un giro de mundo. Disfrutar de su comida vale la pena.

El restaurante está abierto al público; no es necesario hospedarse en el hotel para probar su cartilla. 

Ciudad.

Una vez instalados en Panamá, no duden en visitar el casco Antiguo: este sitio fue declarado monumento histórico por la UNESCO.

Caminar por sus angostas calles es como retroceder en el tiempo, con la diferencia de que lo que algún día fueron viejas casas hoy da espacio a pequeñas tiendas de recuerdos, de diseño, restaurantes y una que otra cafetería.

No olvide comprar su sombrero típico de Panamá de camino al Paseo Esteban Huertas, un callejón adoquinado que bordea el mar y desde donde puede tener excelentes vistas al la ciudad moderna.

Por la noche, se dice, esta parte de la ciudad se vuelve más activa. La vida nocturna y el sabor a fiesta que caracteriza estas tierras se despierta, invitándolo a vivir una nueva cara de la moderna Panamá en un barrio antiguo.

Si usted es de un espíritu más joven y moderno, el AC Hotel Panamá City es el lugar perfecto para hospedarse. Además, está ubicado muy cerca del casco viejo y del distrito financiero.

Este hotel es de alma e infraestructura joven: abrió sus puertas este mismo año. 

Cada detalle en sus habitaciones, en el servicio, en la comida... Es propio de destacar.

Podrá disfrutar de su gimnasio ubicado en la azotea, justo al lado de la piscina "infinita" de fondo celeste y con una de las mejores vistas a la zona moderna de Panamá; genial para aprovechar el calorcito propio de esta ciudad.

Su cocina ofrece un menú bastante amplio, eso sí, apegado a la esencia española de la marca. ¡Puntos a su favor!

Otro plus de este hotel es su bar. Se trata de una barra con un estilo muy moderno perfecto para pasar un buen rato entre amigos.

Aquí podrá encontrar gran variedad de cervezas locales, los mejores vinos y una buena lista de opciones de cocteles. Para mí, expertos en ginebras.

En definitiva el buen gusto y el aire moderno se mezclan en este hotel.

Algunos de sus espacios también sirven para albergar exposiciones temporales de arte moderno.

Sus habitaciones son espaciosas, con amplias vistas y camas y sábanas relucientes, que le asegurarán el mejor de los descansos en medio de una ciudad que no se detiene.

Más por hacer.

El ícono de Panamá que mueve su economía es el famoso canal, un sitio de visita obligatoria.

La experiencia inicia por su museo, que vale mucho la pena disfrutar. Luego, podrá salir a ver un tramo del canal y si topa con suerte, como fue nuestro caso, verá cómo funcionan las compuertas cuando pasa uno de los impresionantes barcos de carga.

Acá realmente no tendrá que invertir mucho tiempo. Es una visita que en menos de dos horas puede realizar con toda la tranquilidad.

Muy cerca está el Albrook Mall, el centro comercial más grande de esta ciudad. Ahí podrá encontrar de todo, eso sí; deberá ir con las ideas claras, de lo contrario se le pasarán las horas y cuando se dé cuenta habrá invertido más tiempo del que disponía.

Como en todos los sitios deberá caminar, comparar, pedir descuento, usar cupones y finalmente comprar.

Este destino es más familiar. Dentro hay dónde comer, divertirse y pasarla bien.

Si su viaje es para compartir en familia, y ya no tanto la vida moderna, una buena alternativa es hospedarse Marriott Executive Apartments, unos amplios apartamentos que se encuentran estratégicamente ubicados en el distrito financiero y comercial de Bella Vista.

La ventaja de este sitio es que podrá hospedarse por varios días como si estuviera en su casa. Los espacios cuentan con pequeñas cocinas y salitas de estar. Además de lavandería.

Al estar varios días en Panamá no podrá dejar pasar una visita al nuevo malecón. Ponerse las tenis y disfrutar de esta zona será una excelente experiencia.

Antes de irse de esta ciudad no dude en chinearse. Pase al Ygia Spa del Sheraton Grand Panamá. Estoy segura de que no le caerá nada mal un tratamiento para rejuvenecer la piel, relajarse de las carreras y dejar el estrés a un lado.

En fin. Panamá es de esos destinos que vale la pena visitar, y lo mejor es que dan ganas de repetir.

¿A usted también se le despertaron las ganas de vivir la experiencia?

PUBLICADO: 25 de Septiembre, 2017 AUTOR: