"Pop-ups". El encanto de lo perecedero

  • Conversemos

  •  

Imagine una antigua bodega que se transforma en un restaurante o tienda. Echa a andar con ideas creativas o un estudiado menú. Empero, fue concebido con una fecha de caducidad de un par de meses, o unos cuantos días. Debe visitarlo cuanto antes porque pronto puede ser muy tarde.

Ese es el concepto que agrupa a las tiendas y restaurantes pop up, locales efímeros que toman forma por algunos días, vacían sus estantes (o cacerolas) y buscan un nuevo nicho donde asentarse. Según explica la diseñadora de interiores Esny Martin, los pop up –además de ser itinerantes y temporales– suelen recurrir a procesos artesanales para presentar productos y realizarse en lugares poco convencionales.

Estos locales no son nada nuevo, más aún, si tomáramos en cuenta sus características habituales, podríamos incluir a las ferias navideñas de los parques. Sí, esas donde se compra lana de portal o reyes magos por separado.

"Personas + comida + arte" es la ecuación de La Mesa Errante, una experiencia itinerante que nació en agosto de 2014.
"Personas + comida + arte" es la ecuación de La Mesa Errante, una experiencia itinerante que nació en agosto de 2014. FOTO: Cortesía de Pablo Cambronero. ampliar

Los restaurantes o tiendas que se reconocen a sí mismas como pop up no solo buscan vender, sino que procuran crear experiencias en todos lo que las visitan. Su fin es sacar a personas comunes de su rutina.

"Vamos a las mismas tiendas, mismos bares y restaurantes, repetimos cotidianamente ciertas prácticas. De hecho, hay días en que nos preguntamos: ¿qué podemos hacer hoy que sea una experiencia diferente? La respuesta a esa pregunta la tienen los acontecimientos " pop-up", aseguró Isidoro Díaz, de La Mesa Errante.

En tendencia

Estos espacios efímeros surgieron a finales de los noventa y se han popularizado en urbes como Nueva York, Londres o París. Su éxito se debe, en parte, por su potencial para desarrollar nuevas estrategias de mercadeo.

"Sus intenciones y su formato varían según quién esté detrás del pop up o cuál marca lo produzca; sin embargo, se usa para lanzar o crear más expectativa de venta ante ediciones limitadas de marcas reconocidas, o para efectuar estudios de mercado de un sitio en particular o de marcas de diseño independientes", dijo Erika Martin, de la tienda satisFACTORY.

En el 2004 apareció Guerrilla Shop de la marca de moda japonesa Comme des Garçons que recorrió diversas ciudades europeas con una tienda que permanecía abierta un año. El presupuesto era mínimo y no había rótulos que anunciaran la tienda pero visitarla se convirtió en una experiencia imprescindible. La fórmula se ha replicado con otras marcas de moda, como Adidas o Chanel.

CockFight inició el 25 de abril de 2014 luego de una charla en la que Daniel Sáenz y Richard Nietzen se percataron de la ausencia de restaurantes pop up en el país.
CockFight inició el 25 de abril de 2014 en el restaurante Wok & Noodles, en San José. FOTO: Cortesía de CockFight. ampliar

El concepto empezó a aparecer en Costa Rica a inicios del año pasado, cuando Esny Martin creó varios espacios pop up para diversas marcas. En marzo de 2013 abrió una tienda temporal para la marca de diseño nacional Etérea. Durante nueve días, el arte de la galería Art Flow, en Avenida Escazú, se mezcló con la indumentaria de la marca.

Poco después aparecieron otras propuestas que buscaban revitalizar la capital como un sitio de cultura y encuentro. "Estos eventos le ofrecen a la ciudad una opción nueva, fresca y divertida para cambiar la rutina. En una ciudad tan pequeña como San José, si no se hace algo para sorprender, se puede caer en la monotonía muy rápido", indicaron Daniel Díaz y Richard Nietzen, de CockFight.

Esos volubles espacios son creados con el objetivo de transformar la vida cotidiana y agregarle variedad. "Al final de cuentas los pop up son un juego y todos queremos jugar", señaló Esny.


Vitrina para el diseño

SatisFACTORY surgió en 2013 como una "feria de arte y diseño en casa" ya que su primer locación fue una vivienda en barrio Escalante. Su objetivo inicial fue promover al artista y educar al consumidor local sobre las opciones de venta al detalle que puede ofrecer el diseño nacional.

Este año, la experiencia se repitió por tres días en otra vivienda, en barrio Otoya. Su objetivo es crear una nueva manera de consumir arte y diseño. La tienda reabrirá del 29 de noviembre al 20 de diciembre en E.studio Casa #2398, en Barrio Escalante.

Cuchara criolla

CockFight inició el 25 de abril de 2014 luego de una charla en la que Daniel Sáenz y Richard Nietzen se percataron de la ausencia de restaurantes pop up en el país y decidieron ser los encargados de crear uno.

Su fin es promover los ingredientes nacionales y su utilización de manera creativa. También, buscan crear la experiencia plena de sentarse a comer, "para nosotros no es solamente un trámite sino un rato de disfrute sin preocupaciones", señalan Daniel y Richard. Para diciembre preparan una fiesta en un hostal de San José, con la cual buscarán darle la bienvenida al verano.

Comida y arte

"Personas + comida + arte" es la ecuación de La Mesa Errante, una experiencia itinerante que nació en agosto de 2014. Cada cierto tiempo toman una casa, un centro de yoga u otro espacio para realizar un evento exclusivo. "Queríamos hacer algo distinto, que entregara una experiencia sin igual a las personas y, al mismo tiempo, nos divirtiera", explicó Isidoro Díaz.

Además, querían abrir un espacio para socializar, compartir y conocer personas. No obstante, poco después notaron que, para alcanzar ese objetivo no bastaba con un restaurante: decidieron agregar diversas manifestaciones artísticas para propiciar un ambiente relajado e ideal para conversar.

PUBLICADO: 24 de Diciembre, 2014 AUTOR: