Capadocia, ciudades mágicas entre las rocas

  • Conversemos

  •  

El paisaje de Capadocia tiene algo de extraterrestre. Dedos de roca se agrupan en un valle de tonos naranja y café creando formaciones extrañas, misteriosas. Se trata de un fenómeno geológico iniciado hace más de 2 millones de años, cuando la actividad volcánica generó las extrañas chimeneas de roca suave. La erosión de años generó que se crearan múltiples pilares que algunos llaman “chimeneas de las hadas” y que hoy son la principal atracción de esta zona de Turquía. Sin embargo, las formaciones geológicas no son la única razón para visitar Capadocia.

La historia de la zona es tan misteriosa como sus torres de piedra caliza.Ubicado al este de la zona de Anatolia en Turquía, el nombre de Capadocia significa “Tierra de Caballos” y de hecho los equinos de la zona fueron en múltiples ocasiones regalos para reyes. Capadocia se convirtió en un excelente destino turístico por su riqueza histórica y cultural. Se dice que las primeras poblaciones llegaron a Capadocia en el 400 d. C. La suave roca, fácil de cavar, fue la razón por la que hace tantos años grupos humanos encontraron un hogar en la zona. Además, la ausencia de materiales de construcción, como la madera, hizo que las distintas civilizaciones de esta zona de Turquía utilizaran la piedras naturales para levantar sus ciudades.

Complejas cuevas subterráneas se entretejen en las profundidades de la piedra creando variedad de espacios para descanso, adoración, almacenamiento de víveres y hasta establos. Restos de pueblos completos han sido hallados por los arqueólogos, ayudando a entender las prácticas y particularidades de estos primeros grupos.Sin duda, entre las múltiples bellezas de Capadocia, las ciudades subterráneas son las que más asombran a los turistas. Un asombro que aumenta cuando conocemos la historia de estas ciudades bajo tierra. Estos túneles y estancias fueron un escondite para los primeros cristianos que eran perseguidos por el imperio romano dominante, y en ellas llegaron a alojarse hasta 6.000 habitantes. Fue así como surgieron comunidades monásticas, de modo que aún se pueden apreciar los detallados diseños de capillas subterráneas. Actualmente, las peculiares formaciones rocosas fueron aprovechadas y reconvertidas por los habitantes de la zona en viviendas, iglesias, tiendas e incluso, hoteles donde el visitante puede vivir la experiencia bajo las rocas. 

Capadocia, Turquía
FOTO: Shutterstock.com ampliar

¿Qué visitar?

La capital Neveshir es un excelente punto de partida para las diferentes atracciones de la región. Ahí se encuentra la mayor oferta hotelera, así como el Museo de Arqueología, el Palacio Real y la Mezquita. Cerca se ubican los pueblos de Uchisar, Ortahisar y Sonhisar, sitios llamativos porque algunos de sus pobladores aún habitan en acogedoras cuevas.A doce kilómetros de Neveshir se encuentra Göreme, un valle declarado Patrimonio de la Humanidad en 1.985, el cual se puede recorrer caminando por los senderos. Allí, el Museo al Aire Libre agrupa las iglesias rupestres más famosas de Capadocia.

Las iglesias de Oscura y Combada son las más atractivas.Cerca de Göreme, está Urgüp. Esta es una ciudad ajetreada y llena de bullicio, acá se pueden apreciar iglesias excavadas directamente en la roca.Pero si de iglesias se trata, el mejor lugar para visitar es Zelve, donde se erigen los monasterios rupestres más espectaculares, con varios pisos de altura y escaleras exteriores. La ciudad de Kayseri es conocida como la puerta de entrada a Capadocia, se caracteriza por su arquitectura antigua y por su riqueza natural, pues allí está el volcán Erciyes. Otro lugar interesante es Derinkuyu que alberga una ciudad con una profundidad de 100 metros bajo tierra, varios niveles y más de mil cavernas. Y por supuesto, hay que conocer el valle de las "Chimeneas de las Hadas" donde se dice que estos seres mágicos aún habitan en la forma de cientos de palomas. 

¿Cómo llegar?

Desde Estambul puede tomar un bus a Capadocia con una duración aproximada de 12 horas, éstos salen diariamente. También hay vuelos locales.