5 imperdibles de París

  • Conversemos

  •  

¿Cuál es la ciudad más romántica del mundo? La respuesta ampliamente conocida: se trata de París, capital de Francia. Tal vez sea la fama creada por las películas o la emblemática Torre Eiffel… o tal vez la magia del río Sena y sus icónicos puentes. Sea cual sea la razón, París sigue siendo un destino turístico obligatorio para parejas de enamorados o para enamorados de sí mismos. No obstante, una vez en esta bella ciudad ¿cómo no abrumarnos con tantas posibilidades y sitios emblemáticos? Perfil resumió en esta guía los cinco sitios imperdibles durante su visita a la ciudad del amor. 

1. Torre Eiffel

Construida para celebrar los 100 años de la Revolución Francesa durante la Exposición Universal de 1889, la torre de 300 metros es actualmente el símbolo de París y de Francia. El responsable de la construcción de hierro fue el empresario Gustave Eiffel, quien en complicidad con los ingenieros Maurice Koechlin y Emile Nouguier; así como el arquitecto Stephen Sauvestre levantaron la estructura en tiempo récord para la época. 

Muchas fueron las críticas que recibió la construcción en su momento, sin embargo logró ganarse el corazón de los parisinos. Actualmente es posible subir a la torre en un ascensor y llegar hasta la cima, si elige subir por las escaleras el precio será más barato. No obstante, la visita obligatoria tiene que ser después de que se oculta el sol. Un centenar de luces le dan un hermoso brillo y si logra estar en una hora en punto, tendrá la oportunidad de verla destellar. 

La torre Eiffel es icónica de la ciudad de París.
FOTO: Shutterstock ampliar

2. Museo del Louvre

Lo que antes era un palacio ahora es la colección de arte y arqueología más destacada del mundo. No obstante, un museo tan grande difícilmente puede disfrutarse en solo una ocasión. ¿Cuáles son las obras que no puede dejar de observar en su visita? La primera y más icónica es la obra de Leonardo Da Vinci conocida como La Gioconda o La Mona Lisa. La extraña sonrisa de esta misteriosa mujer ha inspirado canciones y novelas, sin embargo prepárese, ya que el cuadro es pequeño y la cantidad de visitantes probablemente dificultarán su visita.

Tampoco puede perderse La Venus de Milo, una escultura antigua de arte helenístico, considerada una de las mujeres más hermosas representadas en el arte. Finalmente, no se vaya del Louvre sin observar La Victoria de Santocracia, otra escultura del período helenístico cuyo movimiento denota la maestría de la época.


3. Cementerio de Père Lachaise

¿Visitar un cementerio durante las vacaciones? ¿En serio? Si se tratara de cualquier otro cementerio valdría la pena dudar, pero en el caso del Père Lachaise en París visitarlo es una obligación. La razón es que en sus campos yacen los restos de prominentes personalidades. El escritor irlandés Oscar Wilde, la cantante francesa Edith Piaf e incluso el músico estadounidense y vocalista de The Doors, Jim Morrison; son algunos de los más reconocidos. No pierda la oportunidad de visitar este emblemático espacio dedicado a figuras fallecidas de distintos campos

4. Barrio de Montmartre

Las icónicas callejuelas y la Basílica del Sagrado Corazón  son la esencia de este pintoresco barrio de París. Ubicado en una pequeña montaña, Montmartre es una visita obligatoria principalmente puesto que vio nacer a grandes artistas del siglo XX. Renoir, Picasso, Modigliani, Matisse, Degas, Touloise-Lautrec y Van Gogh son sólo algunos de los renombrados creadores que vivieron en el cerro con vista al resto de París.Aunque actualmente carece de la magia de la “Belle Époque”, cada una de sus calles esconde un secreto. Vale la pena dedicar un rato para recorrer este barrio bohemio que fue la inspiración para tantos. 

Los campos Eliseos en París
FOTO: Shutterstock ampliar

5. Campos Elíseos

Se decía en la mitología griega que luego de entrar al inframundo, las almas buenas tenían la posibilidad de vivir en los Campos Elíseos: un espacio idílico, lleno de belleza y comodidades.No cabe duda que la Avenue des Champs-Élysées evoca el mito. El famoso bulevar parisino actualmente es reconocido por ser donde se concentran las marcas de moda más famosas del mundo así como lujosos restaurantes y cafés. El final de esta hermosa vía no podría tener un mejor cierre: el Arco del Triunfo, construido para conmemorar las batallas de Napoleón.