Panadería La Petite France: El pedacito de Francia en Costa Rica

  • Conversemos

  •  

A primera vista aparenta ser una panadería como muchas otras. Quizá el gran rótulo que tiene enfrente con la bandera de Francia le podría adelantar una pista a su paladar. Pero es hasta que prueba su croque mademe o el croissant francés tradicional que se enamora de este sitio.

La empresa que está por cumplir cinco años es propiedad de una pequeña familia francesa radicada en Costa Rica desde hace cerca de 20.

Panadería Le Petite France
FOTO: ampliar

Valerie Castells es la administradora y su esposo Damien Castells, es el responsable de crear todas, absolutamente todas, las delicias que caracterizan a este pequeño pedacito de Francia.

La exactitud y la constancia son la clave para este panadero especializado en su país natal. Su sabor no cambia con el tiempo, una cualidad arraigada de la panadería y repostería francesa. Pero que en el caso de La Petite depende solo de Damien. Si el enferma no hay pan, así de simple.


La hora pico es durante las mañanas. Ya se ha corrido la voz que cada producto es completamente fresco, verdaderamente artesanal. Para lograrlo el panadero inicia a las dos de la mañana la mezcla de harina, sal, levadura y agua, todos elementos básicos para sus obras.

La Petite cuenta con un menú bastante amplio. Ofrece desde el tradicional desayuno francés, que podría ser una taza de café con pan y jalea, hasta emparedados más elaborados como el Croque Mademe creado con salsa blanca, jamón, queso parmesano y queso de vaca maduro, con un huevo frito encima.

Aunque este último es en definitiva la opción estrella de las mañanas, Valerie cuenta que en la zona caribeña de Francia, de donde son oriundos, las abuelas lo preparaban para la cena y pese a que está a cientos de kilómetros de ahí su sabor es el mismo.

Panadería Le Petite France
FOTO: ampliar

"La gente ha respondido muy bien. Es como entrar a una panadería en París, pero en Costa Rica. Ya la gente esta aprendiendo a reconocer detalles que diferencian un pan artesanal de uno comercial", dice con un español fluido mezclado con el arraigado acento francés.

Luego de esta visita en definitiva tengo que volver. Ir a la Petite France es obligatorio y su calidad más que decirla yo, la confirman los clientes del concurrido local.

Dirección: Plaza Milano. Curridabat. Frente al costado Norte de Plaza Cristal.
Teléfono: 2253-5460
Horario: Miércoles a Sábado de 7 a.m. - 6 p.m. Domingo 7 a.m. - 2 p.m. Cerrado Lunes y Martes.
Facebook: lapetitefrance
PUBLICADO: 20 de Abril, 2015 AUTOR: