4 razones arquitectónicas para visitar Coronado

  • Conversemos

  •  

1 . Iglesia de Coronado: La edificación neogótica más impresionante en el país está en Vásquez de Coronado. Por supuesto, hablamos de la iglesia de este cantón, la cual es una de las maravillas de la arquitectura en Costa Rica. Esta pieza de arte es obra del arquitecto Teodorico “Quico” Quirós, quien la diseñó por encargo de un pueblo lleno de fe. La antigua iglesia de Coronado se dañó en el terremoto de 1910 y los feligreses tenían la iniciativa de construir un nuevo templo. La pequeña comunidad de ese entonces, guiados por un cura con muy buen gusto, erigió una obra monstruosamente grande, lo cual solo les llevó diez años desde el momento en que empezaron a recoger los fondos económicos hasta que inauguraron el templo con todos los detalles como bancas, ventanales, figuras religiosas, etc.

Iglesia neogótica de Coronado, Costa Rica.
FOTO: Gabriela Téllez ampliar

2. Clínica de Coronado: El maestro Alberto Linner diseñó la Clínica de Coronado con características que humanizan la arquitectura hospitalaria. “Es una obra llena de vida, de color, con iluminación natural, sensible a lo humano y jardines internos”, explica el investigador Andrés Fernández. Entre sus características está un mural de pintor costarricense César Valverde.  Esta edificación es de 1988. 

3. Palacio Municipal: Otra obra maestra es el Palacio Municipal, una joya de la arquitectura neocolonial hispanoamericana. Hubo una tendencia a lo largo de todo América por recuperar las formas de la arquitectura del periodo colonial español y este edificio es un ejemplo de ello. Su tendencia es neobarroca, con arcos, marcos en la ventana y una fallada decorada, además tiene un patio central muy característico en los edificios del tiempo de la colonia. Esta valiosa obra es del arquitecto José María Barrantes y se inauguró 1941 durante el gobierno Calderón Guardia.

Detalle del Palacio Municipal de Coronado, Costa Rica.
FOTO: Gabriela Téllez ampliar

4. Arquitectura sin arquitectos: Las casas de Coronado se pueden dividir en dos tipos: las victorianas y las populares de madera. Son estilos criollos de maestros de obra costarricenses. En las victorianas se ve ligeramente mayor poder económico, tienen cubiertas con techos apuntados, ventanas grandes, marcos de las puertas decorados,  corredores frontales y columnas o barandas torneadas. Por su parte, las casas de madera son comunes en la cabecera del cantón, es un estilo más sencillo, con menos decoración por razones económicas, los corredores son más pequeños y los techos menos pronunciados. 


Fuentes: Andrés Fernández, arquitecto y investigador de la arquitectura en Costa Rica / Cámara de Turismo de Coronado (www.corotur.com).