7 trucos para conseguir los tiquetes aéreos más baratos

  • Conversemos

  •  

¿Comprar de madrugada? ¿Comprarlos los martes? ¿En cuáles sitios buscar? La meta es conseguir tiquetes a precios cómodos y no tener que dormir en el aeropuerto por varios días en escalas interminables e incómodas.

Les dejamos 7 trucos para conseguir los tiquetes aéreos más baratos. ¡Ojalá les funcionen para su próxima aventura! Si conoce más trucos, déjenos sus comentarios.

1. Al menos 40 días antes

El tiempo es de sus mejores aliados. Para conseguir los mejores precios, procure comprar el boleto a su destino al menos 40 días antes de su fecha de viaje.

Un dato que se ha comprobado es que los precios comienzan a aumentar tres semanas antes del vuelo. Considere que si sus pasajes son para épocas de alta demanda turística como fin de año o Semana Santa, lo ideal es comprarlos mucho antes de los 40 días habituales. Además, es poco probable que las aerolíneas ofrezcan precios promocionales pues saben que para esas fechas los vuelos irán llenos de todas maneras.

2. Vuelos con escalas

Tener la suerte de encontrar un vuelo directo a buen precio es cosa extraña. Usualmente, cuando los vuelos tienen escalas suelen tener mejores precios. Eso sí, fíjese muy bien en los tiempos de espera y en las horas de salida y llegada de cada país. Por la premura de la compra, es posible que el precio le entusiasme tanto que no se fije en ese detalle y terminará esperando su siguiente vuelo por horas o llegando a su país de destino a las 3 a.m., lo que probablemente hará que gaste en un taxi lo que se ahorró en el precio del tiquete.

LEA TAMBIÉN: 9 tips para viajar por Europa con bajo presupuesto

3. Aproveche los buscadores de vuelos

Hay miles, pero no todas las páginas que comparan precios de vuelos son buenas o lanzan las mejores ofertas. Una de las que consideran mayor cantidad de resultados es Google flights. En esta página usted puede incluso abrir un mapamundi y buscar vuelos a ciudades cercanas con tarifas menores, en caso de que su lugar de llegada pueda ser flexible.

Páginas como Kayak, Orbitz, Farecompare, Skyscanner o Momondo también cotizan rápidamente los precios de los distintos proveedores para un mismo destino y fecha de viaje. Esto sin duda le ahorrará tiempo pues no tendrá que entrar a cada sitio de la aerolínea o agencia de turismo por separado. Existen algunos sitios como Turismocity o Travelocity que envían boletines a su correo electrónico con alertas de vuelos a destinos de interés cuando sus precios bajan significativamente. También puede habilitar alertas con Google Flights para que el sitio le envíe un correo con precios bajos al destino de su elección.

4. Jamás compre el fin de semana

Comprar pasajes viernes, sábados o domingos no es recomendable pues los precios suben. Esto sucede porque son los momentos de la semana en los que mayor cantidad de usuarios navega por estos sitios pues tienen más tiempo libre. Las aerolíneas y agencias lo saben y tienden a subir sus precios.

5. Promociones los lunes y precios bajos los martes

Usualmente las aerolíneas lanzan sus promociones los lunes y, si no venden tanto como esperan, los martes bajan los precios. Esta teoría no está 100% comprobada, pero muchos bloggers de viajes recomiendan corroborar el precio los martes, pues en teoría este será más bajo. ¡No se pierde nada!

6. Navidad y año nuevo en el avión

Como lo mencionamos antes, viajar a fin de año siempre será más caro. Sin embargo, un excelente tip si busca ahorro por encima de todas las cosas y no le importan demasiado las festividades es aprovechar los precios baratos del 24 y el 31 de diciembre, así como del 1 de enero. Las personas suelen huirle a viajar en esas fechas, por lo que el ahorro puede ser significativo.

7. Limpie las cookies, cambie de computadora o de ubicación y abra pestañas incógnitas

Hay reportes de que algunas aerolíneas utilizan la información de sus cookies para monitorear su navegación y subir los precios de un vuelo al saber que está interesado. Esto no se ha corroborado, pero explicaría por qué al regresar a buscar el mismo vuelo minutos después, este puede estar más caro.

Lo que sí está comprobado es que los precios de las rutas varían mucho dependiendo del país en el que se compren.

Un tip genial es cambiar en la página web que visita el país desde el que se accede y el lenguaje. También se vale pedir ayuda a amigos o familiares que estén en otros países para que corroboren cuál es el precio del vuelo que usted busca desde el país en el que ellos se encuentran. A veces, vale la pena pedirles que hagan la compra por usted y ahorrar más.

PUBLICADO: 02 de Diciembre, 2016 AUTOR: