Jean Paul Gaultier se despide del prêt-à-porter con una fiesta

  • Conversemos

  •  

Tras cuatro décadas de osadía sobre la pasarela, Jean Paul Gaultier, el "enfant terrible" (chico terrible) de la moda se despide se sus líneas industriales. Ahora, pretende concentrarse en hacer soñar a sus clientes a través de la alta costura y, sobre todo, en la perfumería.

Ayer presentó su última colección para el gran público en la Semana de la Moda de París, tras el comunicado del pasado 15 de septiembre en el que la firma, propiedad del grupo español Puig desde 2011, anunciaba que cesaría la producción de las colecciones de prêt-à-porter (listo para llevar) de mujer y hombre.

Jean Paul Gaultier enfocará su negocio hacia los perfumes, a los que sin duda darán promoción los exclusivos desfiles de alta moda, y a las colaboraciones con otras empresas, como las que ya ha realizado para marcas como Coca Cola.

Jean Paul Gaultier
De niño, Jean Paul Gaultier, inventaba ropa para su osito de peluche. Tras formarse a los 18 años en el taller de Pierre Cardin, presentó en 1976 el primer desfile de su propia marca. FOTO: EFE ampliar

"Si el prêt-à-porter no funciona lo suficientemente bien, es interesante conservar la alta costura porque ayuda a impulsar el negocio de perfumería ", aseguró Imran Amed, director de Business of Fashion, uno de los medios de referencia en el sector.

El hecho de que Gaultier haya construido una marca que despierta "emociones y sentimientos" le sirve ahora de salvavidas para mantenerse en un mercado cada vez más competitivo, aunque ello implique renunciar a lo que le ha dado la fama.

Miss Jean Paul Gaultier. Bajo una lluvia de confetti y ovacionado por los invitados, el diseñador se despidió al término del desfile organizado como una parodia de concurso de belleza "Miss Jean Paul Gaultier",que "ganó" la top model canadiense Coco Rocha.

Celebrado en la majestuosa sala del cine Gran Rex de París, la más grande de Europa, el desfile fue como un gran show de revista en el que el diseñador desplegó toda su creatividad.

Hubo deconstrucciones del traje masculino a rayas, irrupción del estilo callejero y deportivo inspirado en los ciclistas del Tour de Francia o en los luchadores enmascarados mexicanos. Y, al pasar, un homenaje a la cultura francesa y su creatividad.


Jubilación creativa. Otra de las razones que motivador al diseñador es la frustración que transmitió a la revista especializada WWD, donde aseguró que no cuenta con la libertad o el tiempo para "explorar ideas frescas e innovar" , al estar sometido a un calendario que le exige dos colecciones de mujer, dos de hombre y dos de alta costura al año.

Por este motivo, esta reconversión del negocio se presenta como una jubilación dorada para el modisto de 62 años: a partir de ahora podrá dar rienda suelta a su creatividad en la vistosa alta costura, en la que se ha presentado desde 1997.

Didier Grumbach, quien acompañó a Gaultier como presidente de la Federación Francesa de la Costura y del Prêt-à-Porter durante los últimos dieciséis años, recuerda que "es un oficio en el que es muy difícil elegir y continuar eternamente", por lo que para él es una buena noticia que pueda dedicarse exclusivamente a su pasión.